Inicio La Pampa Preventiva a acusado por estafas

Preventiva a acusado por estafas

"CUENTOS DEL TIO" EN LA PAMPA

Cristian Daniel Villafañe es uno de los dos sospechosos detenidos el sábado a la madrugada en un amplio despliegue que la Policía de La Pampa y la DDI de Buenos Aires realizaron en el partido de La Matanza. Hubo 10 allanamientos en los cuales se secuestraron autos, más de 500 mil pesos, teléfonos celulares, drogas y armas. Los procedimientos correspondieron a una investigación de estafas que una banda realizaba bajo la modalidad conocida como «Cuento del Tío» y que la Justicia pampeana, a través de los fiscales generales de la Primera y Segunda Circunscripción, Guillermo Sancho y Armando Agüero, respectivamente, inició el año pasado. La banda en cuestión habría estafado a más personas en Trenque Lauquen, Pehuajó y Carlos Tejedor.
Ayer al mediodía, Villafañe declaró en calidad de imputado y luego fue acusado formalmente del delito de «asociación ilícita en concurso real» con al menos un caso de estafa. La víctima resultó ser una mujer de 88 años de esta capital, identificada como P.P, quien el pasado 13 de diciembre fue timada por 120 mil pesos.
En la audiencia presidida por la jueza María Florencia Maza, el fiscal Sancho enumeró los hechos que se investigan y solicitó la apertura de teléfonos celulares secuestrados en las pesquisas. Además pidió la prisión preventiva del acusado por el lapso de 90 días, ya que entendió se trata de «una investigación compleja» y si el acusado recuperaba su libertad podría «entorpecer la continuidad de la investigación e incluso podría darse a la fuga».
Si bien la defensora Silvina Blanco Gómez se opuso al segundo pedido del fiscal y solicitó que quedara detenido en su domicilio y con dispositivo (tobillera electrónica), Maza accedió al pedido del fiscal y por lo tanto Villafañe quedará detenido hasta el 15 de julio, a menos de que en el periodo de investigación se determine que el acusado no tiene nada que ver con los ilícitos. La defensora además solicitó 24 horas para evaluar el primer pedido del fiscal (la apertura de teléfonos) ya que ella fue designada como patrocinadora del acusado a último momento.

Investigación.
Tal y como dio a conocer LA ARENA en su edición del domingo 14, el primer episodio ocurrió el 28 de noviembre pasado en General Pico cuando una adulta mayor fue estafada por una cantidad considerable de dólares que tenía ahorrados. Ahí dio inicio la investigación de los hechos, con la intervención del fiscal Agüero.
Días más tarde, el 13 de diciembre, y bajo el mismo modus operandi, una mujer de 88 años fue engañada en Santa Rosa y resultó timada por la suma de $120 mil que entregó a una mujer desconocida. La Fiscalía de Delitos Económicos de Santa Rosa sospecha de que haya más casos en los cuales este grupo de estafadores estén implicados, ya que hay varias denuncias recepcionadas por casos con esta modalidad. Incluso en la audiencia celebrada ayer (este medio fue el único presente en la Sala 3 de la Ciudad Judicial) se mencionó otro episodio ocurrido en febrero, cuando un hombre (identificado como L.A.D) fue estafado por $24 mil en esta capital. Estos últimos dos casos son investigados por Sancho, quien ayer expuso en la audiencia que Villafañe integraría «una organización que tenía como finalidad llamar permanentemente a adultos mayores y, en algunas oportunidades, lograron despojar del dinero a algunas de las personas apuntadas».

Detenidos.
Villafañe fue detenido el sábado en su domicilio en pleno allanamiento. Era uno de los sospechosos que tenía pedido de detención por el primer episodio registrado en esta capital. El otro hombre aprehendido es Pablo Javier Scherek, quien no fue acusado formalmente ayer porque se encontraba en General Alvear, Buenos Aires, donde la Justicia de esa ciudad lo acusó del mismo delito. El sospechoso sería trasladado en los próximos días a esta capital y ahí sí el fiscal podrá acusarlo de haber participado en la estafa del 13 de diciembre.

¿Cómo fueron ubicados?
Desde el MPF dejaron trascender el móvil con el cual los dos detenidos fueron ubicados. De acuerdo a lo informado todo se dio gracias a un sistema creado por la Cooperativa Popular de Electricidad Obras y Servicios Públicos de Santa Rosa (CPE), útil en el rastreo de aparatos tecnológicos, ayudó a ubicar a estas personas.
La banda, por teléfono, se comunicaba con las víctimas y se hacían pasar, en la mayoría de los casos, por un nieto. Una vez que entraban en confianza, llevaban a cabo las estafas por montos importantes de dinero.
Para evitar este tipo de engaños la Justicia recomendó no proporcionar datos personales, de familiares o amigos, direcciones ni datos bancarios o de valores que haya en el hogar. Identificar el número y evitar responder llamados anónimos. Finalmente, avise a la policía ante cualquier situación que resulte sospechosa. Cuidar sus datos lo ayudan a prevenir extorsiones y otros hechos de inseguridad.