miércoles, 16 octubre 2019
Inicio La Pampa Preventiva a otro imputado por una estafa telefónica

Preventiva a otro imputado por una estafa telefónica

"CUENTO DEL TIO": SE REALIZO AUDIENCIA DE FORMALIZACION

(General Pico) – El juez de control local, Alejandro Gilardenghi, ayer le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria y le dictó la prisión preventiva a otro de los integrantes de la banda delictiva que fue desarticulada la semana anterior, tras múltiples allanamientos que realizó en La Matanza (Buenos Aires) personal de la Brigada de Investigaciones de General Pico y Santa Rosa.
El magistrado, en el marco de una audiencia que se llevó a cabo al mediodía en los Tribunales de General Pico, y de la que participó el fiscal general Armando Agüero y el defensor santarroseño Gastón Gómez, le inició una causa penal a Christian Villafañe por el delito de estafa. Además hizo lugar al pedido de la Fiscalía, y le dictó la prisión preventiva por el término de 90 días. El defensor había pedido la libertad del imputado, quien está sospechado de formar parte de una banda delictiva dedicada a perpetrar estafas telefónicas en distintos puntos del país. El magistrado no ordenó realizar ninguna medida de prueba.
Durante el fin de semana, en otra audiencia que se llevó a cabo en esta ciudad, la jueza de control Jimena Cardoso, le había formalizado la Investigación, a su hermano, Adriel Villafañe, de quien también dispuso su detención por el mismo plazo.
Los hermanos Villafañe fueron detenidos por la Policía de La Pampa hace unos días en La Matanza, luego de múltiples allanamientos que se llevaron a cabo en los que se secuestraron diferentes elementos de interés como computadoras, teléfonos celulares, dinero en efectivo, armas de fuego, estupefacientes y vehículos vinculados a la causa.

Estafa piquense.
Los hermanos Villafañe quedaron detenidos con prisión preventiva en el marco de una causa que se inició a partir de una estafa telefónica que se cometió el 29 de noviembre pasado y que damnificó a una jubilada piquense, quien fue desapoderada de una suma de 37 mil dólares.
La mujer recibió un llamado telefónico de un «supuesto sobrino», quien le advirtió que los dólares que tenía en su poder, estaban por vencerse y que personal de una entidad bancaria pasaría por su domicilio a cambiárselos. Fue así como dos personas se presentaron en la casa de la jubilada quien le entregó la cuantiosa suma de dinero, creyendo que le harían una devolución de dólares nuevos.
Luego la víctima de esta estafa telefónica, hizo la denuncia policial correspondiente, y a partir de los datos que aportó sobre las características físicas de los sospechosos, se pudo lograr un identikit y avanzar en la investigación.
La banda delictiva que es investigada, y que estaría formada por cinco personas, cometió en Santa Rosa, Pehuajó y Puerto Madryn, estafas similares a la concretada en General Pico. En total se hizo de un botín aproximado de 4 millones de pesos.