Prisión en suspenso para agresor

HOMBRE ACUSADO DE LESIONES Y COACCION

(General Acha) – Un hombre fue condenado a dos años de prisión de ejecución condicional como autor material y penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo, en concurso real con coacción. El caso fue encuadrado en las previsiones de la ley 26485 de Protección Integral a las Mujeres.
La sentencia fue dictada por la juez de Audiencia Alejandra Flavia Ongaro, en función del acuerdo de juicio abreviado oportunamente propuesto por el fiscal sustituto de esta ciudad José Luis Coito, el defensor oficial Cristian Kevin Christensen, y el propio imputado, quien tiene hijos menores en común con la víctima.

Informes.
La magistrada valoró como pruebas la denuncia de la mujer, los informes médicos, fotografías de las lesiones, el dictamen de una médica forense y el informe victimológico proporcionado por el equipo técnico de la Oficina de Atención a la Víctima y a los Testigos de General Acha.
El condenado deberá cumplir, a su vez, las siguientes reglas de conductas: fijar residencia, someterse al control del Ente de Políticas, abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas, y realizar un tratamiento psicológico.
La jueza puso especial atención en ordenar “el cese de todo acto de perturbación o intimidación que directa, o indirectamente realice hacia su pareja; todo ello bajo apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena en caso de incumplimiento”.

Prueba.
En virtud de la prueba acopiada por el ministerio público fiscal, representado por José Coito, el Tribunal de Audiencia estableció que el 12 de junio de 2016, en el interior de una vivienda, el vecino maltrató verbalmente a su pareja, manifestándole “por qué no te vas a la m… con estos pendejos de m… quiero estar solo… no te das cuenta que tengo otra y no te quiero más acá”.
El imputado le dijo a la víctima que si no se iba le “quemaría la cara contra la estufa, mientras le acercaba el rostro a una estufa a leña, expresándole que la iban a sacar muerta de la casa”. En ese contexto de violencia, el hombre “agredió físicamente a su pareja con rodillazos y un fuerte golpe de puño en el mentón, provocando que se desvaneciera”.
A su vez le produjo hematomas en el brazo izquierdo, en la cresta izquierda, la región parietal izquierda y en ambas piernas, informó prensa del Superior Tribunal de Justicia.