Prisión para los cazadores que golpearon al policía

CONHELO

El juez Néstor Ralli dictaminó ayer la prisión preventiva para tres cazadores de Conhelo que estarían involucrados en propinar una violenta golpiza al encargado de la subcomisaría de Conhelo, oficial inspector Claudio Alejandro Netto, en un camino vecinal de la localidad oesteña. El oficial policial continúa “en observación” y tendrá 30 días de licencia.
Los tres furtivos permanecerán detenidos hasta el 31 de marzo, y están acusados de los delitos de “lesiones graves en concurso real con abandono de persona y atentado a la autoridad agravado por ser realizado por más de dos personas”.
Las novedades de las últimas horas son que continúan en libertad dos cazadores de General Villegas, de apellidos Ruiz y Sosa, que también estarían involucrados en los violentos episodios ocurridos en el ejido de Conhelo.
El titular de la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas, Oscar Cazenave, solicitó ayer la prisión preventiva para los cazadores conhelenses Alexis Dejesús, José Cabrera y Gabriel Nigro. Destacó que éstos no tenían autorización para cazar.
El funcionario judicial los acusó a los cazadores de los delitos de lesiones graves, abandono de persona y atentado a la autoridad agravada; y solicitó que les dicten la prisión preventiva. El juez Néstor Ralli dispuso que continúen detenidos mientras se desarrolla la investigación, hasta el 31 de marzo, pero no se descarta que en los próximos días revise la medida.

“Están identificados”.
Sobre los dos cazadores bonaerenses que hasta anoche estaban prófugos, “están identificados y aún no se logró la detención”, reconoció ayer el subcomisario Marcelo Cortes en una conferencia de prensa.
Las autoridades judiciales enviarán un exhorto para que el juez de control con competencia en General Villegas disponga la detención de los acusados. Además, hay un menor de 17 años que fue notificado en libertad, que iba con los aprehendidos.
Los cazadores serán juzgados por delitos que tienen una pena máxima de tres años, porque se trata de furtivos, indicaron fuentes judiciales. Los acusados son asistidos por Mariel Annecchini y Martín García Ongaro, quienes son los defensores oficiales.

Robo de llaves y licencia.
En la audiencia judicial llevada a cabo ayer en el Centro Judicial de Santa Rosa se revelaron algunos detalles del violento episodio ocurrido en caminos vecinales de la localidad de Conhelo.
El policía agredido (Claudio Netto) concurrió a identificar a los cazadores, después de recibir un llamado telefónico de alerta de un vecino. El Jeep negro de los cazadores estaba estacionado frente a un campo, y en su parte trasera tenían un jabalí muerto.
El oficial Netto cuando procedió a identificar al grupo de cazadores se encontraba solo, y ahí fue agredido por los acusados. Le aplicaron un golpe en la cabeza, y le pegaron cuando yacía en el piso. “Le sacan la llave del móvil y se dieron a la fuga por los caminos vecinales”, indicaron fuentes judiciales.
El hecho ocurrió el lunes aproximadamente a las 9.30 horas. El oficial inspector Claudio Netto fue asistido por agentes policiales y sanitarios. Inicialmente fue trasladado en ambulancia al Hospital Pablo F. Lacoste de Eduardo Castex, y seguidamente al Hospital Gobernador Centeno de General Pico para recibir una atención médica de mayor complejidad.
El uniformado ayer permanecía en su domicilio particular en la localidad de Eduardo Castex, pero continúa “en observación” y tendrá 30 días de licencia.

“Coartada para delitos”
En la comisaría departamental de Eduardo Castex se llevó a cabo en la jornada de ayer una conferencia de prensa, donde las autoridades destacaron el “trabajo responsable” del oficial inspector Claudio Alejandro Netto, porque “no dudó en dar respuesta al requerimiento de los vecinos” de la localidad de Conhelo.
Funcionarios del Ministerio de Seguridad del gobierno pampeano calificaron de “individuos” a los cazadores conheleneses y bonaerenses, y destacaron que “utilizan la cacería casi como una coartada para cometer delitos”.
“Hay quienes creen que tienen privatizados los derechos humanos y defienden a quienes se les da las ganas, esto generó lamentablemente en la sociedad la creencia que los derechos humanos solamente los tienen los delincuentes y no las personas que se comportan correctamente, y muchos menos los policías que luchan por su pueblo”, destacaron los funcionarios.