Inicio La Pampa "Producen romantización de la pobreza"

“Producen romantización de la pobreza”

COMIENZA EN LA UNLPAM CURSO SOBRE "NEOLIBERALISMO Y ESTADO DE EXCEPCION"

En la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa se dictará, a partir de hoy, el curso extracurricular “Neoliberalismo y Estado de Excepción”, a cargo del doctor Eduardo Aguirre y de la psicóloga especialista en Salud Mental Comunitaria, Liliana Ottaviano.
Ottaviano se refirió a la temática que se abordará y expresó que “pensamos el neoliberalismo como esta fase tardía del capitalismo en la que nosotros estamos actualmente transitando en el mundo, en nuestro país y la región particularmente”.
A su vez, explicó que “el estado de excepción tiene que ver con los márgenes a los que esta fase está arrojando a todos los sujetos en la escena política, social y económica en la que desarrollamos nuestra existencia, despojándonos de derechos y transformando esos derechos de las mayorías en privilegios de determinadas minorías, que producen una acumulación desproporcionada del capital”.
Según Ottaviano, el objetivo del curso “es generar un espacio de pensamiento y debate en el que podamos construir todos colectivamente. Es pensar este nuevo sujeto desde las lógicas de la filosofía, de la política, la sociología y el psicoanálisis, con una mirada absolutamente emancipatoria”.

“Radicalizar la democracia”.
Otra temática que se abordará está relacionada con la idea de “radicalizar la democracia e intentar pensar en instituciones que contengan cada vez más las nuevas demandas de las diferentes minorías que hoy están reclamando un lugar en el contexto políticos. Estas minorías son todos los migrantes, las minorías sexuales y las mujeres, debiéndonos pensar como este nuevo sujeto político que hoy se presenta de esta manera en el mundo”.
Por otro lado, señaló que “el neoliberalismo ha ido por la colonización de las subjetividades. A partir de la colonización de la subjetividades, va a intentar generar un hombre nuevo. Pretende construir un sujeto ahistórico, permanentemente corriendo detrás de ciertos éxitos, un emprendedor de sí mismo, por esto pululan tanto los manuales de autoayuda”.
“Un sujeto absolutamente endeudado, no solo desde lo económico, sino desde las culpas por no llegar a cumplir con este ideal que el sistema le vende. Ante eso aparecen una serie de sufrimientos mentales que llevan a la depresión”, indicó.
En ese sentido, Otttaviano afirmó que en la actualidad se vuelven a reproducir, pero a una mayor escala, esquemas de pensamientos relacionados con que “cada uno es responsable de su propio destino y que acá no trabaja el que no quiere”.
“Hay una cuestión meritocrática. El propio sistema produce una romantización de la pobreza, entonces nos muestran en las redes sociales un niño que camina cinco kilómetros para llegar a la escuela, cuando eso no debería suceder nunca porque ahí están vulnerando derechos”, sostuvo la especialista.
“Esto hay que repensarlo, es clave”, expresó y remarcó que “es lo novedoso, para nosotros, de presentar este curso que es abierto y no hace falta formación universitaria para poder asistir. Además, poner en diálogo distintas disciplinas y pensar cuál es el aporte que el psicoanálisis puede hacer”.

Primer encuentro.
El primer encuentro se desarrollará hoy a partir de las 19. Allí, se abordará el eje “Sistema de control global y guerras en la era del imperio”. Además, luego se trabajará sobre los discursos políticos y qué rol juegan los partidos políticos. “Qué es esto del discurso político que viene puesto en palabras desde el afuera y es fundamental para poder deconstruir y avanzar en pensar en el momento que estamos viviendo”, añadió Ottaviano.

“Cinismo y canallada”.
Consultada sobre el discurso que brindó el presidente Mauricio Macri en la apertura de sesiones legislativas el pasado 1 de marzo, la especialista manifestó que el mandatario “recurrió a una argumentación que por momentos es falaz, porque nosotros como ciudadanos no estamos viendo los mismos efectos que él declara. Creo que por momentos, es un discurso que toma rasgos del cinismo y por otros de la canallada, en esto que nos plantea lo preocupado que el gobierno está por torcer algunos rumbos y nosotros vemos que esos rumbos se están profundizando”.
“Esto apunta a más a lo mismo, a una cierta actuación de cuál es el rol presidencial, cuando desde algunos lugares se está pensando que hay un segundo señor que es quien está comandando las decisiones más importantes”, concluyó.