Productor enojado

CONFLICTO POR UN CANAL DE DESAGÜES

(Realicó) – Un productor agropecuario cuyo predio está ubicado al norte de Hilario Lagos criticó al gobierno provincial por el pésimo trabajo en la construcción del canal de desagües ubicado en límite entre La Pampa y Córdoba. Esta que obra que se hizo en plena época de las inundaciones generó varios problemas entre productores y algunos funcionarios.
El responsable de la explotación agropecuaria que además tiene un importante “Feedlot”, Germán Michelis relató que hace un año que se construyó el canal y todavía las autoridades no repararon los alambrados que rompieron las máquinas, ni acondicionaron la calle para poder transitar. Además dejaron tranqueras bloqueadas por grandes montículos de tierra.
“Cuando le reclamé al funcionario que ocupa la cartera de gerente de inspección y supervisión de obras del gobierno de La Pampa, Mangas se puso violento”, agregó.
Michelis dijo: “cuando construyeron el canal entre La Pampa y Córdoba, llegaron las máquinas, comenzaron con la obra y nadie nos dijo nada. Esta obra nos ha perjudicado demasiado, hace ya un año, de tres entradas que teníamos al campo nos quedó una sola, estamos muy complicados, a nuestro establecimiento ingresan siete camiones semanales y esta obra sin terminar es un problema muy serio. Además nos derrumbaron varios metros de alambrado y todavía está en el suelo”.
El encargado del Feddlot, que pertenece a una empresa mendocina añadió: “el ingeniero (Eduardo) Mangas que estaba a cargo de esa obra nos prometió muchas cosas, pero al día de hoy no tenemos respuesta, el reclamo se hizo en cinco oportunidades y nos dicen que hoy, que mañana, que lo van a hacer, pero nada”.
Michelis también afirmó que en un momento de los reiterados pedidos y discusiones “Mangas me tomó de la ropa, se enloqueció, pero todo quedó ahí porque uno no quiere andar con la justicia, el hombre vino a lo mejor en un momento nervioso. A lo físico no llegamos porque su chofer me retiró del lugar y me pidió que me alejara porque me pegaba una piña”.
“Acá se construyó un canal que tiene aproximadamente cuatro metros de ancho, tres de profundidad, no informaron a nadie de la obra, desapareció una calle y ahora nadie puede pasar y todavía cuando uno de reclama se hacen los enojados, en vez de dar una solución”, concluyó.