Inicio La Pampa "Que lo traten por su adicción"

«Que lo traten por su adicción»

EL REVERENDO SALINAS HIZO DRAMATICO PEDIDO POR SU HIJO

(Santa Isabel) – El reverendo José Salinas realizó ayer algunas aclaraciones sobre el caso policial en Santa Isabel por el cual está detenido su hijo. Aceptó que tuvo ese diálogo espiritual con la policía pero que ocurrió tiempo atrás y en otro contexto. Pero, fundamentalmente en el contacto con este medio planteó crudamente el flagelo de las adicciones y su repercusión negativa en la familia. Reveló que su hijo lo es y pidió ayuda al Estado para que, en el lapso que esté detenido, aprovechen para darle un tratamiento a fin de que supere sus adicciones.

«Es un adicto».
Salinas admitió que su hijo ha sido «bien detenido» y que debe purgar la pena que le toque. Le contó a este diario que el joven es adicto al alcohol, estupefacientes o pegamento con nafta, y que cuando consume «se pone en estado de enajenación y violento».
«Jairo está enfermo, sufre de adicciones que no puede manejar, y que lo lleva a hacer estas cosas. Seguro que en este caso -ocurrido el domingo- también había consumido algo. No se lo deseo a nadie como padre. Con su mamá hemos intentado de todo, pero no puede salir», reveló angustiado.
«Estaba en Rosario cuando pasó, fui a la comisaría el martes y no pedí que lo liberen, solo fui para pedir que no lo manden a 25 de Mayo. La charla que publicaron ocurrió, pero tiempo atrás»; aclaró.
«Yo respeto a la policía pero hay cierta bronca conmigo. Es porque hace un tiempo detuvieron a mi hijo porque en su camioneta andaba en el pueblo a mucha velocidad y ebrio o bajo efectos de algo. Allí la policía estuvo bien en detenerlo, pero se les fue la mano y lo maltrataron demasiado, cosa que denunciamos».
Finalmente el religioso lanzó un desesperado mensaje. «Aceptamos que está enfermo y que eso es lo que lo lleva a cometer los hechos de lo que se lo acusa, por eso, fundamentalmente, le quiero pedir ayuda al Estado. Una que no lo dejen en 25 de Mayo -donde fue derivado ayer-, que lo trasladen a Telén, Victorica o Santa Rosa para que podamos verlo con más facilidad porque lo va a necesitar. Y que aprovechen este tiempo que estará detenido, cosa que corresponde, para internarlo y que haga un tratamiento para superar estas adicciones», concluyó.