“Queremos acompañar a las víctimas”

La UNLPam, como se informó ayer públicamente, analiza utilizar los Consultorios gratuitos de Atención Jurídica como espacios de atención de las víctimas de usura financiera en la provincia. “Se debe capacitar a los profesionales que participan en estos espacios y brindarles las herramientas necesarias para evitar, detectar y actuar sobre los casos de usura”, aseguró Francisco Marull, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas.
La propuesta surgió del encuentro que mantuvo el decano con los diputados Luis Solana y Espartaco Marín para dialogar sobre el proyecto que intenta dar un freno a los casos de usura en la provincia y analizar, de esta manera, cómo la Universidad de La Pampa puede sumar esfuerzos” para combatir contra esta práctica financiera.
En este sentido, el decano recordó a los legisladores que la UNLPam, desde hace varios años, cuenta con un espacio de extensión universitaria que son los Consultorios gratuitos de Atención Jurídica, conformado por docentes, graduados y estudiantes de la institución.
“En estos consultorios, se reciben las consultas de los vecinos, se da asesoramiento legal y asegurar así el derecho al acceso a la Justicia de la ciudadanía”, explicó Marull.
De esta manera, una alternativa sería capacitar a los profesionales y estudiantes que forman parte de estos espacios para brindarles las herramientas necesarias con el fin de evitar, detectar y actuar sobre posibles casos de usura financiera, según propuso el decano.

Acompañar.
Marull no dudó en manifestarse a favor de la iniciativa ya que señaló que las personas que no pueden acceder al sistema formal terminan ingresando a otras formas de financiamiento con normas injustas y totalmente desproporcionadas.
“En épocas de crisis, como la que estamos viviendo, la gente que no puede acceder al sistema financiero normal termina accediendo a este tipo de financiamiento que no tiene los controles y regulaciones necesarias, por lo cual al momento de afrontar la deuda, deben pagar montos mucho más abultados de lo que pidieron inicialmente, y en caso de no poder pierden lo poco que tienen”, explicó el decano.
A su vez, Marull remarcó que esta propuesta representa una oportunidad para “para poder proyectar un trabajo innovador para la provincia” entre la Universidad y los diferentes organismos estatales, con el objetivo de “acompañar a las posibles víctimas de este sistema y asegurar, de esta manera, el acceso de los pampeanos a la Justicia”.