Inicio La Pampa "Queremos mejora laboral"

«Queremos mejora laboral»

ACOMPAÑANTES TERAPEUTICOS REALIZARAN PLENARIO PROVINCIAL

Trabajadoras y trabajadores que se desempeñan como asistentes idóneos, acompañantes terapéuticos y acompañantes domiciliarios realizarán su primer plenario provincial.
El encuentro se llevará a cabo el próximo sábado 1 de septiembre en la sede de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), ubicada en Quintana 248 de la ciudad capital.
«Estamos tratando de unirnos en la lucha para mejorar nuestra situación laboral», afirmó Mauricio Chicopar, vocero del grupo organizador del encuentro, en la conferencia de prensa que brindaron ayer por la mañana.
El joven explicó que son 200 monotributistas que trabajan para el Programa Federal Incluir Salud (ex Profe) que depende de la Agencia Nacional de Discapacidad, la Dirección de Discapacidad del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y el Sempre. La mayoría realiza tareas de acompañamiento de chicos con discapacidad que asisten a las escuelas y algunos trabajan en los domicilios particulares de quienes requieren sus servicios.
«Hace poco se logró un leve aumento por parte de Incluir Salud y Discapacidad. Estamos luchando para que Sempre se sume tanto al aumento como a la nueva forma de facturación por módulo que depende de si el chico asiste al nivel inicial, primario o secundario», explicó Chicopar.
El entrevistado precisó que, en la actualidad, la obra social de los estatales pampeanos paga 61,50 pesos por hora de trabajo. Si el asistente o acompañante realiza su tarea en una escuela primaria cobra 325 pesos la jornada y si la lleva a cabo en un establecimiento secundario percibe 401,75 pesos.

«Tardanza en los pagos».
«Este año se produjeron muchas renuncias y se ha hecho muy difícil conseguir gente. En el caso de Sempre el pago es muy bajo y, en cuanto a Incluir Salud, el problema más grande que tenemos es la tardanza en los pagos», se quejó el portavoz.
«Hay compañeros que todavía no han cobrado junio y algunos acaban de cobrar mayo. Es un problema importante porque nosotros vivimos de esto. No podemos estar dos o tres meses sin cobrar», insistió.
«Aproximadamente cobramos 6 mil pesos por mes. Con el aumento por parte de Incluir Salud y de Discapacidad hemos logrado un promedio de 8 mil pesos por mes trabajando media jornada», puntualizó.
Chicopar destacó que el reclamo de los trabajadores del sector es «que se estabilicen los pagos» y que este «pequeño aumento» sea acatado por el resto de las obras sociales. «Eventualmente estamos pidiendo el pase a planta permanente, pero entendemos que va a ser una cuestión de tiempo», manifestó.

«Muy mal paga».
Por su parte, Jacqueline Tobares, otra integrante del grupo coordinador del encuentro, indicó que el Ministerio de Salud de la Nación es quien envía al Gobierno provincial los fondos destinados al pago de idóneos y acompañantes.
«Es una profesión muy linda pero está muy mal paga. Sobre todo en el caso de las obras sociales del Estado. Porque si hablamos de las privadas, los números son otros. Se manejan con precios que se disponen a nivel nacional» y oscilan entre 120 y 280 pesos por hora, señaló.

«Un recurso necesario».
«Nosotros tenemos que asistir todos los días a las instituciones escolares. Si faltamos un día nos lo descuentan. No tenemos ningún beneficio porque somos monotributistas. No nos pagan las vacaciones. Por eso en julio cobramos 3 mil pesos. Es imposible sostener esta situación y realmente somos un recurso que los docentes necesitan», concluyó Tobares.
En tanto, Roxana Rechimont, secretaria general adjunta de ATE, convocó a todos aquellos que cumplen estas funciones a acercarse a las reuniones que se llevan a cabo en la sede del gremio y sobre todo para informar los pasos que los compañeros han decidido seguir teniendo en mente a la organización, cuál es el reclamo fundamental y desarrollar entre todos cómo hacer el pedido ante la provincia porque todos trabajan en instituciones públicas y con casos que son determinados por el Ministerio de Desarrollo Social. Entonces tiene que ver con esta impronta de organización que los compañeros están llevando este primer plenario provincial que abarca a toda La Pampa para organizarse para llevar adelante los reclamos de su situación laboral y la prestación de servicio que hacen al Estado.
«Somos alrededor de 200 trabajadores que nos desempeñamos en las distintas instituciones llevando a cabo esta labor. Estamos tratando de unirnos en la lucha para mejorar nuestra situación laboral», concluyó.