Inicio La Pampa "Ramos Padilla no violó ningún derecho"

«Ramos Padilla no violó ningún derecho»

PARA CHELI LA RESPONSABILIDAD POLITICA DEL JUEZ NO DEBE MORIR EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

«La clara intromisión del Poder Ejecutivo Nacional en las facultades del Congreso y en el accionar del juez» Alejo Ramos Padilla, «es ya una forma reiterada de persecución contra magistrados judiciales que disgustan al presidente Mauricio Macri», sostuvo Ricardo Víctor Cheli. En diálogo con LA ARENA el profesional apuntó que aquella actitud del presidente Macri constituye una «clara violación al artículo108 de la Constitución nacional que prohíbe al Poder Ejecutivo afectar la independencia judicial».

-¿Qué lectura hace de la situación en la que el presidente Macri cuestiona a Ramos Padilla?
-Ya hay antecedentes, como fue el caso de Carlos Rozanski que se vio obligado renunciar, falsamente acusado por el Consejo de la Magistratura, por supuesto abuso de poder.
Ahora la pública repercusión que tiene la actividad judicial del juez Alejo Ramos Padilla en su investigación de los gravísimos hechos, que inicialmente le fueran denunciados por la extorsión y cohecho a un empresario para no ser involucrado en la causa de las fotocopias de los Cuadernos a cargo del juez Bonadio y que -hasta ahora- investiga el fiscal Stornelli, imprevistamente dio un giro inesperado desde cualquier óptica que se lo evalúe, como consecuencia del allanamiento, secuestro de computadoras, documentación y celulares y posterior detención del falso abogado D’Alessio.

-Se empezó a hablar de una red de espionaje.
-A partir de allí queda al descubierto su actividad ilícita como integrante de una red de espionaje paraestatal de la que participaba él mismo, dedicada a espiar, no sólo a opositores políticos, sino también a periodistas y además, con casi probados lazos con agencias y servicios de inteligencia extranjeros.

-¿Cree involucrados a algunos funcionarios?
-Creo que no parecen ajenos miembros de los poderes ejecutivo y legislativo nacional, algunos de la coalición gobernante «Cambiemos» y de medios periodísticos actuando de consuno. Y peor aún fiscales y jueces todos en un entramado que afecta no sólo la libertad de cada ciudadano argentino, sino la seguridad misma del Estado al que se lo quiebra en su esencial estructura política, o sea el gobierno republicano y la división de poderes.

-¿Qué lectura hace de lo que dispuso el presidente Macri?
-La reacción inmediata de Macri, como hubiese correspondido, no fue apoyar al magistrado para que ahondara la investigación aportándole todos los medios necesarios, tal como en su momento lo hizo con los fiscales y jueces federal con sede en Comodoro Py. Muy por el contrario instruyó al ministro de Justicia para que denunciara al Juez Ramos Padilla ante el Consejo de la Magistratura Nacional con el claro objetivo de removerlo de su cargo, imputándole que había violado sus deberes judiciales al haber concurrido a la comisión de libertad de expresión de la Cámara de Diputados y supuestamente prejuzgado sobre los hechos que tenía bajo investigación.

-Ramos Padilla fue citado para que fuera.
-Claro, para que concurriera a dar explicaciones sobre su investigación. Que entre otros aspectos involucraba al periodista Daniel Santoro del diario Clarín y afectaría como víctimas de espionaje, precisamente a otros pares, a dos de los cuales -Alejandro Fantino y Romina Manguel-, a esa fecha el juez ya les había tomado declaración como testigos. Pero además se investiga el accionar de una organización paraestatal de espionaje con aparentes vínculos con la Agencia Federal de Inteligencia Argentina y bajo la supervisión de Centrales de inteligencia extranjeras. Al decir del imputado D’Alessio, serían la DEA y la CIA, ambas del Gobierno Federal de Estados Unidos.

-Parece que hay una suerte de persecución de algunos jueces.
-Esta conducta del Poder Ejecutivo es de clara intromisión en las facultades del Congreso y en el accionar de este Juez, ya es una forma reiterada anteriormente de persecución contra magistrados judiciales que disgustan al Presidente, como fue el caso de Rozanski que se vio obligado renunciar, falsamente acusado por el Consejo de la Magistratura, por supuesto abuso de poder al tramitar una denuncia contra Macri cuando justificó la persecución y asesinato cometido por el Policía Chocobar.
Este Juez como integrante del Tribunal Oral Federal nº 1 había condenado a los torturadores Miguel Etchecolatz y al cura Christian Von Wernich y esto tampoco es bien visto por el actual Gobierno. Lo mismo sucedió con el juez platense Luis Arias que fue removido de su cargo por un Jurado de enjuiciamiento por sus fallos, entre ellos, el que suspendió el aumento de las de energía, todo en clara violación al artículo 108 de la Constitución nacional.

-El presidente de la CSJ habló de los cuestionamientos a la Justicia.
-Sí, denunció al inaugurar el año judicial que hoy la Justicia como órgano del Estado está cuestionado en su base, y que la sociedad duda de su legitimidad. Es decir se descree de la validez ético-jurídica de sus fallos, y esto es muy grave para el funcionamiento del Estado de derecho democrático.

-¿Y qué estaría pasando con la independencia de poderes?
-Nadie puede negar que la independencia del Poder Judicial es en sí misma un valor político-ideológico difícilmente inteligible fuera del contexto de un sistema de pluralismo institucional, con separación de poderes y aspiración a un cierto equilibrio entre los mismos a través de controles recíprocos. Cuando los órganos del Estado actúan de hecho en consonancia con las decisiones de una autoridad central manejada desde el Poder Ejecutivo no puede hablarse de un Poder Judicial independiente. Dicho en otros términos, la independencia del subsistema de la Justicia dentro de un determinado sistema político tiene como presupuesto el pluralismo político, institucional y social, así como el respeto efectivo, en el seno del mismo, de una doble autonomía: de la sociedad civil con respecto al Estado y del Derecho con relación al poder.

-A D’Alessio se lo acusa de no haber sido imparcial en sus apreciaciones en la Cámara de Diputados.
-Hay que ver cuál es la base de la denuncia efectuada en el Consejo de la Magistratura contra el Juez Ramos Padilla al concurrir al requerimiento de una Comisión del Poder legislativo. Según aparece en los medios se lo acusa de haber violado los deberes legales y éticos propios de la Magistratura tales como la imparcialidad y el derecho de defensa de su único procesado, D’Alessio, y de los que puedan ser imputados a medida que avance la investigación. Y entonces los ciudadanos debemos preguntarnos si esto es así.

-¿Y cuál es su opinión?
-Desde ya digo que ni el juez, ni los parlamentarios violaron ningún derecho, ni garantía y menos normas éticas.