Ratifican condena a abusador de menores

EL TIP CONFIRMO LA SENTENCIA QUE DICTO EL JUEZ CARLOS PELLEGRINO

(General Pico) – La Sala B del Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de la provincia, integrada por los jueces Fernando Rivarola y Mauricio Piombi, ratificó la condena a 15 años de prisión que le impuso hace dos meses atrás la Justicia piquense, a un hombre que abusó sexualmente de dos menores de edad, una de las cuales es su hija biológica, quien quedó embarazada tras estos hechos. La otra víctima, amiga de su hija, le había sido dada en guarda por la Dirección General de Niñez, Adolescencia y Familia de la Unidad Regional II.
El sentenciante de General Pico, en su fallo, había calificado de “pésima” a esta decisión del organismo oficial.
El 19 de septiembre pasado, el juez de audiencia Carlos Pellegrino, condenó a un hombre de 50 años de edad, tras encontrarlo culpable de los delitos de Abuso sexual con acceso carnal, calificado por el vínculo, como delito continuado, en dos hechos.
El caso se debatió en los tribunales piquenses a lo largo de dos jornadas, con la actuación de los fiscales Luciano Rebechi y Juan Pellegrino, y de la defensora oficial María José Gianinetto.
El proceso se inició luego que el hombre fuera acusado de haber abusado en reiteradas oportunidades de su hija de 16 años de edad, la cual producto de esto, quedó embarazada y fue madre de una criatura. También se lo acusó de haber abusado el año anterior, de una adolescente que era amiga de su hija y que estaba en guarda en su domicilio.
En el fallo, en referencia a los abusos que cometió el acusado contra su hija, Pellegrino indicó que “la difícil historia de vida de la menor, muestra a una joven con retraso mental, carencia afectiva, sin desarrollo de mecanismos de defensa y en riesgo, con una marcada vulnerabilidad”, y que ello fue usado por su padre para consumar el acceso carnal. Además señaló que los abusos sexuales sufridos por la adolescente, solo se interrumpieron con la llegada de la otra víctima, su amiga, al domicilio que compartían.
Al momento de merituar la pena solicitada por los fiscales, el magistrado piquense tuvo en cuenta “la multiplicidad y repetición de los actos, la existencia de dos víctimas, la extensión del daño causado, el aprovechamiento del estado de vulnerabilidad y desprotección en que se encontraban las adolescentes”.

Sentencia confirmada.
El TIP rechazó el recurso de impugnación presentado por la defensora Gianinetto, quien durante los alegatos finales del juicio, había pedido una condena de 8 años de prisión, tras pedir que se lo absolviera de la acusación de haber abusado de la jovencita que era amiga de su hija.
El TIP, primero adelantó que sólo analizaría el caso de la segunda víctima, dado que el propio imputado había reconocido haber abusado de su propia hija. La defensora cuestionó la valoración de la prueba que hizo el juez, tras entender que sólo se había basado en un testimonio recolectado en Cámara Gesell.
“La forma en que fue receptado el testimonio del niño se tornó fundamental en el proceso penal. Así, solo si el procedimiento utilizado para la declaración del menor resulta inatacable, ésta podrá ser valorada como acertada y exacta. Debo sumar al plexo probatorio que fuera analizado por el juez Pellegrino, el testimonio no solo de la menor, sino el testimonio de las asistentes sociales que erróneamente le otorgaron la guarda a una persona con antecedentes penales y no solo delitos contra la propiedad sino de abuso sexual”, indicó Rivarola.
Además agregó: “Ello facilitó el designo criminal que tenía en mente llevar a cabo el imputado, con una menor extremadamente vulnerable. Como dice el dicho popular, fue “largar al lobo al corral de las ovejas”, lo cual trajo como consecuencia lógica el abuso sufrido y aún más vulnerabilidad para la menor”.
Por último, el TIP resolvió arbitrar “los medios necesarios, a los efectos de dilucidar la existencia de irregularidades en la entrega de la menor en guarda provisoria” al condenado.