Inicio La Pampa Realizarán paro por 48 horas

Realizarán paro por 48 horas

UOSA ENDURECIO MEDIDAS DE FUERZA TRAS APRIETES

(Macachín) – El gremio Unión Obrera Salinera (UOSA) decidió continuar su plan de lucha en todo el país para completar la paritaria 2019 con otro drástico paro de 48 horas. La medida se decidió en una asamblea realizada el miércoles cuando trascendieron aprietes que un directivo de la planta de CIBA en Macachín ejerció con varios operarios. «La medida termina el viernes -hoy- a las 24, el acatamiento es total», confirmó a LA ARENA el secretario general, Gastón Orellana.

Amenazas laborales.
Ayer el sindicalista, consultado por este diario, confirmó la medida. «En el marco del plan de lucha por el estancamiento de la paritaria salarial, y en repudio a los aprietes del gerente de la planta de Macachín, los trabajadores de CIBA y Dos Anclas han decidido ir a un paro de 48 horas los días 21 y 22 de noviembre, lo que ha sido refrendado por la UOSA», informó.
Las situaciones denunciadas se habrían producido antes del primer paro de 24 horas que se llevó a cabo el martes pasado. Sin embargo, tras la medida, el miércoles los trabajadores participaron de una asamblea y ahí trascendieron los aprietes a operarios que habría protagonizado el gerente de la fábrica en Macachín, Sergio Benavídez. Ese fue el detonante que llevó a decidir un nuevo paro.

Otros aprietes.
Como antecedentes a esta medida figuran dos eventos este año. El 22 de abril Uosa encabezó un paro de 24 horas en reclamo al incumplimiento de las empresas de la Federación Argentina de Productores de Sal, a la cláusula de revisión que cerraría la paritaria 2018. En La Pampa las manifestaciones más fuertes fueron ante las sedes de CIBA (Dos Anclas) en Macachín y a Timbó (Celusal) en San Martín.
Y un mes más tarde CIBA despidió a diez trabajadores, la mitad en la planta de San Luis y la otra mitad de la fábrica en Macachín. En esa oportunidad Orellana aseguró que en Macachín, el gerente de la planta, Sergio Benavídez, intimidó a los operarios diciéndoles «que se dejaran de joder con las medidas de fuerza porque hay siete trabajadores más en la mira». Hoy la historia parece repetirse.
Ayer el sindicalista le reiteró a LA ARENA que lo que reclaman es justo. «Nosotros no estamos pidiendo una recomposición fuera de la realidad, es más, es por debajo de la pérdida del poder adquisitivo. Pero chocamos contra la insensibilidad de la Federación por lo que continuaremos nuestros reclamos. Inmediatamente después de que se cumpla este paro, vamos a avanzar con el plan de lucha que decidan los compañeros», concluyó Orellana.