domingo, 22 septiembre 2019
Inicio La Pampa Realizarán primer Encuentro sobre Identidad Biológica en La Pampa

Realizarán primer Encuentro sobre Identidad Biológica en La Pampa

UN GRUPO DE PIQUENSES IMPULSA MULTIPLES DENUNCIAS

Contarán sobre el funcionamiento de la agrupación, sobre los casos que fueron resueltos y sobre el avance que tuvieron las denuncias en la Justicia Federal. Además algunos piquenses contarán sus historias y darán cuentas de las irregularidades que hubo en sus adopciones. 

El grupo «Busco Madre Biológica La Pampa», organizará el lunes a la tarde en General Pico el Primer Encuentro Sobre Identidad de Origen Biológica. El objeto de la actividad es contar sobre el funcionamiento que tiene el grupo, sobre las búsquedas que realiza y sobre el estado de avance de las causas que se tramitan en la Justicia Federal, por el delito de supresión de identidad. Según indicaron, se espera la presencia de funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos de La Pampa.

Pamela Guerra, una de las administradoras de la página que maneja el grupo en la red social Facebook, dio cuenta de la importante jornada en la que esperan contar con cerca de medio centenar de asistentes. Según indicó en diálogo con LA ARENA, algunos piquenses que buscan a sus padres biológicos, darán cuenta de su historia de vida y de las irregularidades que hubo durante su adopción.

«Hacemos una jornada en el Hotel Pico el lunes a las 19.30 para difundir un poco más la página. Vamos a hablar de lo que hacemos y de las causas también, porque la Justicia va a fondo y estamos contentos por ese lado. La idea era hacer algo sencillo pero va a salir algo más grande y lindo, con proyecciones y demás», contó.

Durante el Encuentro, algunas de las referentes, como son Andrea Langhoff, Pamela Guerra y María Elena Fuentes, expondrán sobre la actividad del grupo, sobre los métodos de búsqueda y también darán cuenta de la veintena de casos que tuvieron resultados positivos, es decir, de personas que finalmente dieron con sus familias biológicas. También contarán sobre su búsqueda, Graciela Campanari y Juan Mauro Alduncin, quien es protagonista de uno de los últimos casos que se conoció. Se trata de un cocinero piquense de 40 años de edad que inició la búsqueda de sus orígenes luego de enterarse que su partida de nacimiento había sido adulterada, dado que en la misma figura como hijo biológico de sus padres adoptivos.

Búsqueda.
El grupo, a través de su trabajo silencioso desde una red social, llegó a que una veintena de personas dieran con su familia de origen. Esto también se pondrá de manifiesto en la charla, para dar dimensión de la importante labor que se lleva a cabo y para alentar otras búsquedas.

«Vamos a hablar del trabajo, de la contención que les damos, de los logros. La página se inició en 2017 con la idea de trabajar solo con gente de La Pampa y a partir de 2018 se agrandó y empezamos a trabajar con gente de todo el país. Nos preguntan cómo hacemos para encontrar a la gente, porque ya tenemos 20 casos resueltos. Vamos a contar cuales son las herramientas para encontrar a las familias y también vamos a hablar de las causas, que marchan muy bien», dijo.

Además agregó: «Tuvimos 20 casos resueltos en dos años, lo cual es mucho. La mayoría de ellos no se conocieron porque lo prefirieron hacerlo privado. Las causas van marchando bien. Andrea (Langhoff) fue al Juzgado Federal de Santa Rosa y le dieron buenas noticias, cuando pensábamos que se bajaban las causas», señaló.

Denuncias.
Un grupo de piquenses impulsó múltiples denuncias en el fuero Federal, por adopción ilegal y supresión de la identidad. El grupo encontró que entre las década del 60 y 70, y primeros años de los 80 se registraron en Pico distintas irregularidades en el proceso de adopción, dado que muchas de las personas que hoy están tras sus orígenes, aparecen inscriptas como hijos e hijas biológicos de quienes son en realidad sus padres adoptivos.

Otro dato que se repite, es que muchos fueron inscriptos durante un fin de semana, cuando las oficinas del Registro Civil se encontraban cerradas. Las diferentes historias también dan cuenta que a las madres biológicas les hicieron creer que sus hijos nacieron muertos, cuando muchas veces vendidos a sus familias adoptivas.