Realizaron ablación múltiple

EXITOSA INTERVENCION EN EL HOSPITAL LUCIO MOLAS

La segunda ablación múltiple de órganos en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa se realizó con éxito ayer, luego de la muerte de una mujer de 35 años que había manifestado su voluntad de donación y cuya familia también dio su consentimiento para ese operativo en el centro de salud pampeano.
“El operativo, a través del Incucai, fue un éxito y estamos muy conformes y orgullosos de que se haya realizado en nuestro hospital público. Aquí se involucraron alrededor de 100 personas que trabajan para el Molas y hay que insistir en la importancia de la donación de órganos. Hacemos un agradecimiento especial a la familia porque en medio del dolor su decisión permite salvar otras vidas”, dijo Laura Vigliotta, directora asociada del nosocomio.
Cristina Arrieta, titular del Incucai La Pampa, fue la encargada de dar los detalles de la ablación, que comenzó a las 11 de la noche del lunes y finalizó recién a las 4 de la madrugada de ayer.
“Se hizo una ablación de corazón para válvulas cardíacas, ambos riñones, el hígado y ambas córneas. La voluntad estaba en donar todos los órganos pero no hubo receptores, no se pudieron ablacionar los otros órganos por esa circunstancia pero la voluntad estaba. En los últimos años solamente se había hecho una ablación múltiple en el hospital, así que estamos muy agradecidos porque participaron casi todas las áreas: quirófano, laboratorio, bacteriología, rayos, cardiología”, detalló Arrieta en la conferencia de prensa ofrecida ayer al mediodía.
La mujer que donó los órganos falleció el lunes a las 10 de la mañana por un problema de salud que se vio agravado por una hemorragia. “La paciente había expresado en vida que quería donar sus órganos, y su familia dio el consentimiento. Tenemos muchos pacientes en listas de espera; hay cardíaco, pulmonar, hepático y de intestinos. También hay niños en espera”, señaló Arrieta.
La titular del Incucai explicó que la parte renal queda en la provincia y, en caso que no haya receptores, pasa “a la región” en que esa entidad divide el país. “Tenemos cuatro pacientes pampeanos contactados. Depende de completar los análisis de compatibilidad. Las córneas también quedan en La Pampa y hay seis pacientes en espera, el hígado fue para una paciente en Buenos Aires y para los riñones hay cuatro pacientes en La Pampa y hay que definir la compatibilidad”, detalló Arrieta.

Ley Justina.
La profesional fue consultada sobre si tuvo incidencia la recientemente aprobada y promulgada “Ley Justina”, una iniciativa impulsada por el senador pampeano Juan Carlos Marino y que surgió a partir del fallecimiento de una niña de 12 años (Justina Lo Cane) en noviembre de 2017 a la espera de un transplante de corazón.
La Ley establece que todas las personas mayores de edad son donantes a menos que dejen constancia expresa de lo contrario. La nueva ley regula las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en la Argentina. Prevé que los establecimientos de salud habilitados para hacer trasplantes cuenten con servicios destinados a la donación, que permitirán detectar, evaluar y tratar al donante. Además, que se implemente un régimen de capacitación permanente para los recursos humanos afectados en los procesos de donación y trasplante.
“La Ley se comienza aplicar el 4 de agosto, igual en este caso la voluntad de la paciente era donar. Esperemos que la Ley cree un nuevo paradigma. Hay muchos pacientes en lista de espera y debemos insistir en la importancia de donar para salvar vidas”, insistió Arrieta.