Reclaman fondos para el teatro

VICECONSUL DE ESPAÑA PIDE POR UN PATRIMONIO HISTORICO

“Si no se lo pone en valor el Teatro Español se viene abajo. Falta ponerle dinero, porque está igual que en 1927, cuando se le hizo la última ampliación”, dijo el vicecónsul de España, Abel Alberto Alvarez, quien es además tesorero de la Sociedad Española de Socorros Mutuos. La entidad es la dueña de la céntrica sala, por la que la municipalidad desembolsaría una suma irrisoria en concepto de alquiler, aunque es verdad que tiene que hacerse cargo del mantenimiento, y también de los sueldos del personal que se desempeña en el lugar.
El vicecónsul pidió que la Municipalidad “se ocupe más del Teatro, que es Patrimonio Histórico”, recordó en diálogo con LA ARENA.

-Usted se hizo eco de una manifestación radial, donde se advertía que al teatro no se le estaría poniendo el dinero que le hace falta.
-Claro, coincidí con Guito Gaich, que por Radio Noticias dijo algo así y salí al aire para ratificar lo que él decía… Falta ponerle dinero al teatro; porque si no se lo pone en valor se viene abajo; es una construcción muy vieja, cumplió 110 años.

-¿Y qué es lo que quiere decir?
-Lo que quiero es alertar, es un llamado de atención a la gente que sepa que el teatro no está en las mejores condiciones. Insisto, se inauguró en 1908, en 1927 se le hicieron las últimas modificaciones y así está. La población se debe interesar, porque es un monumento histórico… un turista que viene a Santa Rosa tiene como referencia el teatro, que es hermoso pero está muy venido a menos… hubo personas que en su momento se preocuparon para que fuera Patrimonio o Monumento Histórico Nacional: se elevó un informe con los planos, hubo personas -pampeanos que son descendientes de españoles- que se preocuparon y hubo un resolución del Congreso de la Nación para que fuera así.

-¿Va seguido cuando hay espectáculos?
-Sí, a algunos voy… es un motivo de orgullo, pero hay que conocer. A modo de anécdota recuerdo que una vez estaban haciendo unos arreglos y un profesional quería revocar la pared del fondo. Pero por suerte lo advirtió el arquitecto Tierno y le dijo que eso no debía hacerse, que estaba así a propósito por la acústica. Por eso digo que hay que conocer.

-Entonces coincide con lo que decía el conductor radial.
-Sí, totalmente. Hay que dar a conocer la situación para que la gente sepa, es el monumento histórico más antiguo que hay en la ciudad…si se viene abajo no tenemos nada para mostrar a la gente que viene, porque no tenemos demasiadas cosas, y lo que tenemos hay que cuidarlo.

-¿Ustedes con la administración no tienen nada que ver?
-No. Lo administra todo la municipalidad…

-¿Advierte deterioro de la sala?
-Sí, hay humedad, hay que entrar y mirar bien. Estamos preocupados, y le corresponde a la municipalidad mantenerlo.

-¿Cree que no se hacen todos los esfuerzos?
-Lo que creo es que habría que destinarle plata, porque es un monumento histórico provincial y nacional. Y me parece que la Provincia también tendría que poner. Recuerdo que cuando la Fiesta del Bicentenario el gobernador, que era (Oscar Mario) Jorge, le prometió al presidente de la Asociación Hispana un subsidio de 300 mil pesos para arreglar la luz y nunca lo entregó.

-¿Se han entrevistado con autoridades de la municipalidad por este tema?
-No concretamente. Charlamos… pero ellos mismos se tienen que dar cuenta.

-¿No hay fondos para mantener lo que son patrimonios históricos?
-Tengo entendido que en la provincia, habría que averiguarlo bien, está establecido que se destinará a mantenimiento de edificios históricos el 1% de lo que se destina a obras públicas… Aunque creo que nunca fue reglamentada esa ley habría que rastrearla para saber si verdaderamente es así.

-Usted reconoce que el personal del Teatro se preocupa…
-Sí, Raúl (Martínez) y los empleados en general.

-Iban a hacer un baño para personas con discapacidad y no se hizo. ¿Sabe qué pasó?
-No sé, pero no me parece tan complicado: hay que poner barretas, cambiar el inodoro… lo cierto es que cuando el teatro se hizo no había una ley de discapacidad. A las personas con discapacidad no se las acercaba a esos lugares, y ahora por suerte sí. Otro tema es el del Prado Español, que está bastante deteriorado. También es de la Sociedad Española. No puede ser que hace años no puedan poner en condiciones la pileta.