Reclamo de movimientos sociales

"CADA VEZ SE ACERCA MAS GENTE BUSCANDO TRABAJO"

(General Pico) Los movimientos y organizaciones sociales de la ciudad, marcharon ayer a la mañana a la sede local de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), en el marco de un plan de lucha que llevan a cabo a nivel nacional y que incluirá diferentes medidas durante las próximas semanas.
En ese escenario, algunos de los referentes fueron recibidos por el gerente del organismo nacional en General Pico, Gustavo Marrero, a quien le realizaron diferentes pedidos, entre ellos, el de aumentar en un ciento por ciento, la Asignación Universal por Hijo (AUH).
“Esto se da en el marco de una jornada de lucha. Venimos a reclamar el aumento del cien por cien la AUH, y le decimos no al aumento irrisorio que ha propuesto el Gobierno (Nacional) que te permite comprar un par por día de acá a fin de año. En la situación crítica en la que están las familias de las barriadas populares, es como que se nos ríen en la cara. Pedimos aumentos en todas las jubilaciones y pensiones, que están muy por debajo de la línea de la pobreza, porque es lamentable para la gente grande que después de toda una vida de trabajo, hoy no llegan ni a pobres. También pedimos el aumento en todos los programas sociales y que se dejen dar de baja algunos programas con falta de empadronamiento, dado que compañeros que trabajan todos los días, se encuentran que cuando van a cobrar no tienen su salario”, dijo Manuel Lazarte, referente local del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE).

Búsqueda de trabajo.
El dirigente manifestó que en General Pico se dieron bajas de planes sociales y de trabajo, que recibían integrantes de este movimiento social, los cuales llegaban en forma de complemento.
“Hay compañeros de nuestra organización a los que se les cayó el programa social que es un complemento a la actividad que uno hace. Los compañeros todos los días van a trabajar, están en la calle vendiendo, pero el Estado está ausente y ahí aparecen los movimientos populares y las organizaciones, dando respuestas a los vecinos que no pueden llevar un plato de comida a la mesa”, agregó.
Los movimientos sociales de la ciudad son receptores de las problemáticas que tienen los vecinos de los sectores más populares, los cuales se acercan a las organizaciones en busca de trabajo o de algún paliativo, según explicó Lazarte.
“Cada vez se acerca más gente buscando trabajo, pero queremos que dejar en claro que no damos trabajo. Capacitamos, tratamos de conseguir los insumos y las herramientas, pero trabajo en sí, no damos. Nos organizamos para conseguirlo y todas las semanas llegan compañeras y compañeros a nuestra organización que manifiestan que es cada vez es más difícil llevar el plato de comida a la mesa y pagar los servicios”, sostuvo.
Por último, refirió que el plan de lucha tendrá continuidad durante todo el mes, con diferentes medidas y pedidos para atender las urgencias que existen en los sectores más desprotegidos.
“Este plan de lucha continúa durante todo el mes. Se está pidiendo la ley de emergencia alimentaria para que se triplique la comida en los comedores y merenderos, se va a pedir también la ley de infraestructura social, porque se hizo el relevamiento nacional de barrios populares que arrojó que hay 4400 en los que viven 5 millones de personas que no acceden ni al agua ni a la energía eléctrica. Se hizo el relevamiento de las organizaciones junto con el Gobierno y hasta ahora nos han dado la espalda porque no llegan las respuestas”, finalizó.