Recomendaciones para prevenir incendios en el verano próximo

Télam 28/08/2016 San Luis: La localidad de Villa de la Quebrada, distante a 40 kilómetros de la ciudad capital de la provincia de San Luis es el lugar en el que bomberos y rescatistas puntanos combatían hoy los incendios forestales que ya afectaron a un total de 8.500 hectáreas y que anoche provocaron 80 evacuados en una zona aledaña llamada Sierras de Las Marianas. Foto: Gentileza Diario de la Republica de San Luis/telam/cf

Defensa Civil diseñó un programa de recorridas por localidades pampeanas con riesgo de incendios rurales, con el objetivo de reducirlos durante la temporada 2018-2019. Según informaron, las tareas incluyen relevamientos con la finalidad de diagnosticar las situaciones actuales de los lugares con más posibilidad de incendios en temporada estival y a partir de allí se delinean planes de acciones y prevención.

“Las quemas controladas se pueden realizar hasta el 31 de agosto. Personal del organismo explica a productores y jefes comunales que las picadas que se constaten cerradas deben ser abiertas, este trabajo puede realizarse durante todo el año, mientras que el mantenimiento se realiza desde agosto a octubre”, sostuvieron.

“En los encuentros se evalúan los sucesos de la temporada anterior, para tomar medidas preventivas con vistas a la próxima. El objetivo es brindar información y trabajar de manera comprometida con municipios y productores, para mantener las zonas limpias, tal como lo establece la legislación. Desde Defensa Civil se puso a disposición el plan de picadas que realizará la Dirección Provincial de Vialidad durante este año, dando continuidad al que comenzó a ejecutar en 2017”, indicaron.

Recomendaciones

Las recomendaciones que brindaron fueron que los productores mantengan las picadas perimetrales contrafuego en los establecimientos rurales. Se entiende por picada contrafuego una franja de terreno, de ancho variable, libre de material ígneo, es decir, en condiciones de arder, entre distintas parcelas de pastizales, bosque y/o monte.

Además que en los meses de agosto, septiembre y octubre se realice el repaso de las picadas contrafuegos, con vistas a la temporada de incendios durante la época estival.
Aquellos establecimientos que requieran de la reapertura de las picadas, por presencia de arbustivas y/o vegetación de porte mayor, pueden realizarlo durante todo el año. También se recomienda el contacto con la Dirección de Recursos Naturales, a fin de asesorarse sobre normativas y/o planes vigentes para financiación parcial de las tareas.