Inicio La Pampa Relevan el asentamiento

Relevan el asentamiento

Tras varios días de notable ausencia, la Municipalidad de Santa Rosa finalmente envió a un grupo de asistentes sociales para evaluar la situación que se vive hoy en día en el asentamiento detrás de la laguna Don Tomás.
El grupo de funcionarios apareció en horas de la mañana de ayer y constató con sus propios ojos la magnitud de la toma y la desesperada situación en que se encuentran las familias que se instalaron allí. Según quienes viven allí, nos les dejaron alimentos, ni abrigo, ni agua… y mucho menos colchones.
Desde la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia informaron que «no tenían datos acerca de familias en situación de desalojo o de calle». «Nos sorprende esta situación y estamos a la espera del relevamiento que realizó la municipalidad», expresó el director de esa cartera Juan Pablo Bonino, quien además agregó que «se trata de familias que quizás estaban viviendo con otras o alquilaban y se les hacía difícil sostener esa renta. Habrá que conversar con cada una de ellas para encontrar una solución que, evidentemente, no va a pasar por favorecer su instalación en ese sitio», sostuvo el funcionario.

Instalada.
Carina Lezcano fue la primera persona en tomar un terreno del denominado «Nuevo Salitral», hace unos siete meses. En entrevista con LA ARENA contó lo difícil que es pasar la noche allí: «se puede dormir, bien abrigados y tapados hasta la cabeza… y por suerte tenemos una estufa y un caloventor». Sobre las declaraciones del intendente Leandro Altolaguirre, que afirmó que esos terrenos no son habitables, Lezcano argumentó que el municipio vendió terrenos cercanos que se inundan siempre, mientras que donde ellos están, sobre la calle Duval «no existe este problema».
A los dichos del mandatario comunal, que manifestó que las familias no estaban anotadas en ninguna estadística del IPAV, Carina respondió que ella sí está inscripta desde hace mas de ocho años, y que realizó un acampe en la puerta del ente cuando no fue favorecida con la casa. «El intendente se quiere lavar las manos porque le quedan cinco meses y no sabe qué hacer» disparó, y luego lo tildó de «inhumano», porque «no tiene corazón con las personas que más necesitan… además está dejando la ciudad hecha un desastre».

Relocalización.
En caso de que se les ofreciera un terreno en alguna otra locación, la vecina cree «habría que verlo con todos», pero que «creería que sí, que no van a tener problemas», pero también contó que «yo ya tengo luz (la CPE se la conectó hace varios meses) y mi terreno está todo limpio y cerrado… yo pienso quedarme acá». Por otra parte, contó que junto a un grupo de colaboradoras hicieron un censo para saber cuántas personas había en el lugar, y resultó que, al día de ayer, había más de 100 familias.

«Urgencia Sanitaria»
En tanto, desde el Partido Comunista apuntaron directamente al presidente Mauricio Macri y lo sindicaron como el causante de esta situación. «Las políticas neoliberales de Cambiemos empujaron a cientos de familias a ocupar tierras a orillas de la laguna. El Estado es el responsable de planificar la situación de viviendas y debe solucionar ya las urgencias de salud pública hacia los niñes y adolescentes embarazadas» expresa el comunicado.
«Esta crisis -prosigue el texto- dejó a la intemperie a ancianos, adultos e incluso bebés que están pasando las noches de invierno al lado del agua, y que formaron el barrio «El Nuevo Salitral», de la misma manera que a unos metros de distancia y hace más de 50 años, fue poblado aquel «Viejo Salitral» por las clases más populares de La Pampa.
«La Emergencia Habitacional empujó a las familias más humildes a pelearla por un terreno para vivir, y si el Estado no satisface las mínimas condiciones básicas de humanidad, puede agravarse la urgencia sanitaria, y provocar una situación más grave», finaliza el escrito.

“Necesidad de viviendas”
“Hay una necesidad de viviendas en la provincia, eso es real”, dijo el subsecretario Bonino. “Hace tres años que no recibimos un peso, cuando antes estábamos acostumbrados a inaugurar de entre 1.000 a 2.000 casas por año. Esto genera una situación de zozobra a muchísima gente que lamentablemente hoy no podemos paliar; porque no hay casas para repartir. Por eso habrá que ver de que manera podemos contribuir a que estas personas vivan en condiciones dignas”, expresó el mandatario provincial.

Municipio realizó relevamiento
Un grupo de asistentes sociales confeccionó un informe sobre la ocupación de los integrantes de cada familia, si tienen niños, niñas o adolescentes, cantidad de personas y los motivos por los que llegaron al “Nuevo Salitral”. “analizaremos la situación de cada familia”, dijo el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Pablo Bonino.