“Representa un retroceso”

TOAY: ROJAS MOLESTO POR CIERRE DE OFICINA COMERCIAL DE CABLEVISION

El jefe comunal manifestó su malestar por haber encontrado cerrada en los últimos días la sucursal de atención al cliente que la firma posee en la ciudad. Ahora los usuarios toayenses deberán dirigirse a Santa Rosa para realizar un trámite.
TOAY – Desde hace algunos días dejó de prestar el servicio de atención al cliente en la localidad, la firma operadora Cablevisión. La oficina comercial situada sobre la calle España entre Mitre y 9 de Julio, dejó de estar operativa para las consultas de sus abonados y ahora exhibe en su vidriera una hoja en blanco en donde advierte que para realizar un trámite personal, deberán dirigirse a la avenida San Martín 365 de Santa Rosa.
La hoja detalla además la página web de la firma y un 0800 para llamar durante las 24 horas los 365 días del año.

Malestar.
En este sentido, el jefe comunal Ariel Rojas manifestó su malestar por esta situación de haber encontrado cerrada la sucursal de atención al cliente que la firma posee en la ciudad.
“Esta acción atenta enormemente contra los servicios que la empresa brinda, ya que una gran cantidad de usuarios encontraban en esta sede el espacio de atención adecuada y ahora tendrán que viajar hasta la ciudad capital para poder encontrar quien los atienda personalmente”, señaló.
Rojas dijo que para esta ciudad, representa un retroceso en cuanto a los servicios que los vecinos reciben y merecen, “con lo cual en representación de todos ellos, expreso mi más enfático repudio a esta decisión que tomara la empresa prestataria del servicio de cable”.
Consultado sobre si estaba al tanto de este accionar de Cablevisión, comentó que “en otros momentos y ante diversas cuestiones, siempre hemos podido colaborar, luego de sentarnos a conversar para tratar de encontrar una solución al problema planteado”.
“Me llama mucho la atención y me irrita que ante tamaña decisión de dejar de tener un lugar en donde los vecinos puedan realizar sus trámites, no hayamos sido ni siquiera avisados formalmente sino a través de un cartel colocado en la puerta de la oficina”, confió.
“Nosotros desde el municipio, elevamos un pedido a las autoridades de la firma para que revean la medida adoptada, ya que creemos que atenta contra los abonados toayenses, que en estos tiempos complejo que vivimos deben viajar a Santa Rosa por un servicio que reciben en Toay”, advirtió.
Si bien no hay datos oficiales de la firma, se cree que hay un millar de abonados que aun forman parte de esta red en la localidad que continuarán su vínculo yendo a las oficinas que la empresa posee en Santa Rosa.

A la CPE.
Por otro lado, y en contraposición a esta situación, se observa el avance en materia de telecomunicaciones que la Cooperativa Popular de Electricidad ha llevado adelante con una gran inversión en el tendido de la fibra óptica.
Esto ha generado que una gran cantidad de usuarios se hicieran del paquete de Internet, telefonía y televisión que brinda la entidad cooperativa, lo que ha motivado también que un gran número de vecinos se sumen a estos beneficios.