Inicio La Pampa Rimar para mirar el alma y desahogar

Rimar para mirar el alma y desahogar

«Adónde ubicás los consejos que tu madre te ha dado, adónde ubicás el amor donde te ves reflejado».

La rima, la poesía urbana, el juego de sílabas se conjugan perfectos en el nuevo video, llamado «Donde», del joven rapero pampeano, Alexis Mendoza.

Alexis es de General Pico y hace tres años vive en la ciudad de Córdoba donde estudia la Licenciatura en Composición Musical: una carrera que le permitió, entre otras cosas, «abrir mucho la cabeza». 

Vuelve poco a su ciudad natal, apenas unas tres veces por año, y es optimista del crecimiento de la música urbana en nuestro territorio.

«Adónde miro cuando tengo ganas de abrazarte, adónde miro si no me alumbra la luz de tu día, adónde miro, si tengo bien puesta la miopía», continúa la rima de «Dónde».

Alexis, y su banda AXS, filmó este su último video en distintos lugares de Pico como por ejemplo la propia casa del cantante y el auditorio cultural Médano.

«Recibí mucha ayuda de mi amiga Agostina García quien me brindó todo su apoyo y herramientas indispensables para concretarlo», destacó el artista a LA ARENA.

-¿Sobre qué trata la canción?
-Son cuestiones de mi vida, profundas y hasta a veces difíciles de interpretar.

-¿Qué te pasó cuando viste el video?
-La verdad…se me puso la piel de gallina.

«Adónde vivo si me sacás lo que siento por mi arte», rima el joven pampeano en su canción. 

-¿Por qué elegiste el rap?
-Siento que es mi forma de expresión y desahogo. Me gusta mucho la poesía, sus diversas estructuras y la profundidad de los versos. Me llena poder llevar esa profundidad a la música.

Apenas se contempla el nuevo trabajo de este músico de 24 años se disfruta de una tonalidad cepia, al mejor estilo antigua, como escenario de una canción profunda cargada de sentimientos de autor.

Mientas Alexis rapea, con calma, con voz clara, y postura simple y segura, se observan paisajes contradictorios a la vida moderna. Una vela encendida, una pluma que escribe, un celular apagado y campos pampeanos. 

«Donde vivo, si en el corazón no quepo, donde vivo si tengo razones y conmigo discrepo, donde vivo el sentimiento y emociones que preguntan donde piensan descansar las lesiones que se adjuntan», sigue la canción en su momento más denso de significado.

Mendoza indica que su arte le llega sobre todo a los más jóvenes. Un poco por el estilo donde, sobre todo en La Pampa, se puede observar en innumerables batalles de Freestyle, y otro por la afluencia de las redes sociales, como YouTube, Facebook e Instagram.

«Por suerte el rap está creciendo en el país y en La Pampa, cuando me fui de mi ciudad, por ejemplo, había muy pocas batalles (Freestyle) y ahora la cultura es totalmente distinta», pondera el cantante.

Su vínculo con la música fue desde los primeros tiempos. Y con las primeras personas siempre a su lado, para no abandonarlo, para motivarlo y hasta para decirle que puede ir por más.

Sus inicios se remontan a sus 8 años cuando empezó a tocar el teclado. Pero el hecho que lo marcó una vez y para siempre fue un regalo de su madre quien lo terminó de decidir a elegir el camino de la música.

«A una de las personas que más agradezco por todo es a mi madre, que está siempre», resalta Alexis, compositor de todos sus temas y con dos discos digitales sacados.

Y tanto es así que el video de «Donde», mientras culmina la rima milimétricamente perfecta, cierra aumentando la fibra emocional de los gustosos del arte. Al terminar la canción, con la cámara desde el escenario, se contempla el aplauso orgulloso de una única persona en el público. Nada menos que Ana…su mamá.