Robaron arma a policía

Un efectivo de la Policía de La Pampa denunció haber sido víctima de la inseguridad luego de descubrir que autores desconocidos le habían sustraído el arma reglamentaria del interior de un vehículo, en momentos que se encontraba estacionado en el centro de la capital provincial.
El caso es investigado tanto por la Fiscalía de Delitos contra la Propiedad y Juicios Directos y como por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que interviene en el hecho por tratarse de un funcionario público y porque el elemento faltante es un bien patrimonial del Estado. Hasta Ayer no había sospechosos involucrados.
De acuerdo a lo informado por el jefe de la Seccional Primera, comisario José Cevallos, a LA ARENA, “el hecho ocurrió el domingo y el uniformado en cuestión (no se informó la dependencia a la que pertenece) hizo la denuncia. El hecho ocurrió en el centro”.
En este sentido el efectivo manifestó que “el policía damnificado estacionó su vehículo particular en un lugar céntrico de la capital provincial, y cuando regresó comprobó que le faltaba el arma que había dejado en el interior del vehículo”.
“Se desconoce cómo lograron sustraer el arma, si había una puerta que no cerraba bien o cómo lograron abrir el auto, lo cierto es que no había, en principio, cristales dañados”, concluyó Cevallos.

Reposición monetaria.
En el ingreso a la Fuerza un efectivo abona mensualmente durante sus primeros diez meses un seguro que cubre la totalidad del costo, aunque la responsabilidad de lo que le entrega el Estado está por sobre cualquier tipo de reposición monetaria. Si bien la pérdida económica es importante, es más grave el destino del arma que deja de estar en manos de un miembro de la Policía.
Con respecto al suceso LA ARENA acudió también al jefe de la Policía pampeana, Comisario (R) Roberto Ayala, quien manifestó que cuando un efectivo pierde o como en este caso sufre el hurto de su arma reglamentaria debe efectuar la correspondiente denuncia: “es prioritario que realice la denuncia, se trata de un bien patrimonial por lo tanto el paso siguiente es informar a la Fiscalía de Investigaciones Administrativa (FIA) para que lleve adelante una investigación”.
Que a un policía le sustraigan o se le pierda una pistola calibre 9 milímetros le puede generar un serio dolor de cabeza administrativo o económico: “puede haber una sanción y además se le cobra por el bien patrimonial”, sostuvo Ayala.