Inicio La Pampa Robó un celular y lo condenaron a un año y medio de...

Robó un celular y lo condenaron a un año y medio de prisión

Hoy marte se condenó a un hombre a un año y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, por ser autor de los delitos de robo calificado por escalamiento en grado de tentativa, en concurso real con hurto simple en grado de tentativa. La jueza de control de Santa Rosa, María Florencia Maza, dictó la sentencia.

Según informó el STJ, la causa se resolvió por intermedio de un juicio abreviado presentado, en forma conjunta, por la fiscala María Cecilia Molinari, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, un desempleado de 21 años que registra antecedentes penales. A su vez, las dos personas damnificados también dieron su conformidad cuando fueron contactadas por el Ministerio Público Fiscal.

Maza dio por probado que hace algo más de un mes, el 18 de abril, el joven “se acercó por detrás” de un hombre que caminaba por Pío XII, entre Perú y Ameghino, en Santa Rosa, y le sustrajo un celular sin ejercer fuerza ni violencia. “Momentos después fue sorprendido con el teléfono su poder, gracias al dispositivo de GPS existente en él”, dice el fallo.

El otro hecho lo cometió al día siguiente, cuando, después de saltar un tapial con rejas de 1,10 metros de altura, ingresó al patio delantero de una vivienda de la calle Santiago Alvarez y rompió el vidrio de una ventana “con claras intenciones de ingresar a ella, a fin de apoderarse de objetos existentes en su interior”. Sin embargo, no pudo concretarlo porque sonó la alarma. Así, el acusado se dio a la fuga y fue perseguido por un vecino, quien avisó a la policía; por lo que terminó siendo detenido.

La magistrada señaló, tal cual habían establecido las partes, que el acusado “es merecedor de la pena acordada, la que deberá ser de cumplimiento efectivo, atento los antecedentes que posee, debiendo mantenerse su declaración de reincidencia”. Además le mantuvo la prisión preventiva, tal cual fuera dispuesta oportunamente, hasta que la sentencia quede firme. (Fotografía ilustrativa)

​