domingo, 22 septiembre 2019
Inicio La Pampa Saltó para entrar y llegó al hospital con la reja de su...

Saltó para entrar y llegó al hospital con la reja de su casa clavada

OLVIDO LAS LLAVES

Un accidente increíble ocurrió en la madrugada del lunes en una vivienda de la calle Wilde 922, entre Pío XII y Juan XXIII, en el barrio Villa Santillán. El morador de la casa, que regresaba a las 5 de la mañana, quiso saltar la reja del frente porque no tenía la llave, con tanta mala fortuna que cuando estaba pasando una de las piernas se resbaló, clavándose uno de los puntiagudos hierros en la parte posterior de la extremidad inferior derecha.
El resto de las personas que viven en la casa, a las que el hombre no quería despertar, fueron las que acudieron primero en su ayuda, alertadas por los gritos desgarradores del herido. Minutos después llegó al lugar la Policía, con efectivos de la Seccional Tercera. Junto a ellos llegó una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM).
El médico que estaba a cargo del servicio, luego de evaluar la situación, decidió que lo mejor era cortar el hierro que se había clavado en la parte posterior de la pierna. Su temor era que un movimiento exagerado para sacar al joven de esa dolorosa situación terminara provocando una lesión en una arteria, generando un cuadro de salud mucho peor.
Por ese motivo, los servidores públicos, amoladora en mano, cortaron la reja y permitieron que el equipo de emergencia pudiera retirar al joven y llevarlo en ambulancia hasta el hospital Lucio Molas. Una vez allí, en un entorno más seguro y con las herramientas adecuadas, el personal de salud pública se encargó de retirar el trozo de metal de la pierna del infortunado vecino, que durante la misma jornada de ayer fue dado de alta.
«Quiso entrar a la casa de él, quiso pasar saltando la reja pero se resbaló y se le incrustó la reja. Empezó a gritar y despertó a los familiares que estaban durmiendo. El médico pidió que cortaran la reja para sacarlo de una forma más segura», relataron ayer por la tarde desde la Seccional Tercera a LA ARENA, aún sorprendidos por la mala fortuna del vecino.