Inicio La Pampa Santa Rosa mantiene la memoria

Santa Rosa mantiene la memoria

MARCHA Y ACTIVIDADES A 43 AÑOS DEL GOLPE MILITAR

«Todo está guardado en la memoria» entonó Juani de Pian desde la glorieta de la Plaza San Martín. Y ayer en Santa Rosa, y en muchas ciudades del país, la sociedad demostró que los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar no fueron olvidados.
Durante el acto, en donde organizaciones sociales, políticas y sindicales conmemoraron el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia se pudo apreciar muestras fotográficas, intervenciones artísticas y la participación de músicos invitados, que brindaron su arte para recordar a los detenidos y desaparecidos durante el golpe de Estado que comenzó el 24 de marzo de 1976.
A su vez, se realizó un homenaje a María Isabel Chorobik de Mariani, más conocida como «Chicha», quien fundó en 1977 la asociación Abuelas de Plaza de Mayo y emprendió una incansable búsqueda para recuperar a su nieta nacida desaparecida, Clara Anahí. También, se reconoció al Colegio de Psicólogos de La Pampa, a las querellas y a los abogados que representan a las víctimas en la segunda etapa del juicio de la Subzona 14 por los delitos de lesa humanidad cometidos en nuestra provincia.

«Fue genocidio».
Durante la emotiva jornada, donde no faltó la presencia de los pañuelos blancos, aquellos que usaron las madres para exigir por sus hijos e hijas durante la dictadura, se leyó un documento al cual adhirieron más de 30 organizaciones.
Allí, a 43 años del golpe, recordaron que lo que sucedió en nuestro país fue «un genocidio» y reafirmaron que «son 30.000 los que permanecen desaparecidos». Además, sostuvieron que «en la lucha inclaudicable de Madres, Abuelas, Familiares, organismos de Derechos Humanos y Militantes del Campo Popular, habíamos logrado instalar la importancia de los Juicios de Lesa Humanidad en el camino de la Búsqueda de la Memoria, Verdad y Justicia». Sin embargo, en este contexto, «los mismos actores de entonces han vuelto a arremeter contra nuestras luchas colectivas, pretendiendo reinstalar el negacionismo y sus premisas. Ese negacionismo quedó en evidencia en los enunciados de los abogados defensores de los genocidas en el juicio de la Subzona 14».
Por otra parte, exigieron conocer «dónde están los nietos y las nietas que aún no se abrazaron con sus familias» y resaltaron que en La Pampa se esté juzgando a 14 represores por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura contra 240 víctimas. «Insistimos con el pedido de cárcel común para todos los genocidas que hoy gozan de la prisión domiciliaria en todo el país. Y muy especialmente porque la Justicia, en forma paralela al otorgamiento de estos beneficios a los represores, encarcela a los militantes sociales y políticos sin juicio previo, en una actitud de clara alianza con el gobierno de Macri de Cambiemos», indicaron.

«El sello de Macri».
En ese sentido, manifestaron que «en todo el país la violencia tiene el sello del presidente Mauricio Macri y la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, que alientan y promueven el gatillo fácil. Desde la asunción de Mauricio Macri como presidente, la violencia recrudece en sus diversas formas: represión, hambre y falta de oportunidades. Estas políticas significan una gran acumulación de riqueza para pocos y miseria para la mayoría de la población».

Marcha.
Luego de la lectura del documento, la bandera de «Memoria, Verdad y Justicia» encabezó la tradicional marcha, que se dirigió a la sede de la Policía Federal y la Jefatura Provincial. Allí, familiares de víctimas del Terrorismo de Estado pintaron pañuelos blancos en el suelo.
Luego, continuaron hacía el Juzgado Federal en donde colocaron una bandera con las consignas «Cárcel a los genocidas. Libertad a los presos políticos».
Al retornar a la plaza, se proyectaron videos sobre la importancia de continuar y acompañar a las victimas en los juicios a los represores.