“Santa Rosa se hunde por desidia”

“Santa Rosa se hunde por la desidia de sus gobernantes”, disparó el concejal Miguel Bravo (Radicales en Cambiemos), al referirse al tema del crecimiento de las napas en la ciudad. El edil recordó que hace semanas nomás el Concejo Deliberante aprobó “en forma unánime” una ordenanza que permitía perforaciones en las veredas para colocar bombas sumergibles”, lo que hubiera servido para atenuar el problema.
No obstante la unanimidad fue el intendente Leandro Altolaguirre quien vetó la norma cuando le llegó para ser promulgada. “Santa Rosa tiene muchos problemas, pero uno que es silencioso y subterráneo: un caudal de agua que va socavando la ciudad lentamente”, dijo Bravo.
Agregó que “las napas han subido varios metros de nivel y esto trajo como consecuencias anegamientos en subsuelos, calles que colapsan generando inmensos cráteres y casas que se van agrietando en sus paredes”.

Sin paliativos.
Acusó que la ciudad capital “se hunde por culpa de la desidia de sus gobernantes. Ningún intendente ni gobernador tomaron en cuenta el problema para ir generando de a poco soluciones, como una doble red y autorización a nuevas perforaciones a los frentistas”.
Razonó que “un paliativo hubiese sido la promulgación de una ordenanza de mi autoría que permitía hacer perforaciones en las veredas para colocar bombas sumergibles, ya que resulta difícil encontrar en nuestra ciudad maquinaria de perforación que pase por espacios reducidos hacia los patios. Fue unánimemente aprobada en el Concejo Deliberante, pero el intendente inexplicablemente, la vetó. Las bombas hubieran aportado un poco de esperanza. Una verdadera pena”, sostuvo.
En estos días este diario ha publicado una serie de artículos que pretenden que las autoridades, pero también la población en general, tome verdadero conocimiento que el problema es grave: “No se toma conciencia de lo que pasa”, sostuvo el geólogo -especialista en la cuestión- Gustavo Fábregas.