Inicio La Pampa ¿Santa Rosa se queda sin micros?

¿Santa Rosa se queda sin micros?

SIN SUBSIDIO Y SIN RESPUESTA MUNICIPAL, AUTOBUSES DICE QUE SE VA

La ciudad de Santa Rosa está a días de quedarse sin servicio de transporte público urbano de pasajeros. Así lo anunció la empresa Autobuses Santa Fe en una solicitada que se publica en la página 11 de esta edición de LA ARENA. La medida, según explicó la firma, responde a que no hay contrato que pueda exigirles sostener el servicio trabajando a pérdida.
Se trata de una consecuencia directa de la decisión del presidente Mauricio Macri de quitar los subsidios al boleto y al gasoil en el transporte público de todo el país, medida que comenzó a regir el 1 de enero. El gobierno de Cambiemos firmó el año pasado dos acuerdos con el Fondo Monetario Internacional en los que tomó deuda externa en dólares y se comprometió a reducir el gasto público en forma violenta para reducir su déficit fiscal y, sobre todo, hacerse del dinero para pagar los intereses de los préstamos que tomó en la banca internacional desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2017, cuando Wall Street le cerró el crédito.

Gasoil triplicado.
«Autobuses Santa Fe advierte: en estas condiciones, cesaremos la prestación del servicio en los próximos días. Desconocemos quién compensará la pérdida de los subsidios nacionales, la provincia no firmó el pacto fiscal y el municipio dice que no tiene herramientas para afrontar los costos. A eso hay que agregarle que la tarifa firmada, que aún no está en vigencia, no contempla siquiera la devaluación del último trimestre del 2018, y el precio del combustible que se nos triplicó a partir del día de hoy», reza la solicitada.
ASF presta el servicio de micros urbanos de la ciudad desde el mes de julio de 2013. Actualmente, posee 8 líneas que conectan los barrios de la periferia con el centro y el hospital Lucio Molas.

40 pesos.
En los últimos días del año pasado, cuando el Congreso se aprestaba a aprobar el proyecto de Presupuesto Nacional 2019, la firma advirtió a sus usuarios que si la iniciativa se aprobaba tal como estaba, con el recorte de la totalidad de los subsidios al transporte, el boleto debería subir de los 15,15 pesos actuales a 40, algo que se tornaría impagable para los pasajeros.
Ahora, a solo tres días de la puesta en vigencia del presupuesto y la consecuente eliminación del subsidio, ASF dio el ultimatum: «En este estado de cosas, le comunicamos a la población que la empresa adoptará las medidas pertinentes para preservar su capital, y que el servicio se dejará de prestar en los próximos días. Mientras eso suceda, solo se prestará un servicio de emergencia».

Choferes en riesgo.
En cuanto al personal, la compañía informó que hoy realizarán una presentación en el Ministerio de Trabajo para poner en conocimiento del gremio la gravedad de la situación, solicitando la apertura de un Procedimiento Preventivo de Crisis. «No hay contrato que pueda exigirnos sostener el servicio trabajando a pérdida», concluye la solicitada de Autobuses Santa Fe.
Cabe recordar que el servicio de transporte de pasajeros contaba con dos subsidios de Nación. Uno sobre el boleto, que beneficiaba a los pasajeros, y el otro sobre el precio del gasoil, que permitía a las compañías adquirir el fluido a mitad de precio. Desde el martes 1 de enero, ASF está comprando el combustible a precio de surtidor. Del total de su flota, cuatro unidades, las más nuevas, utilizan el gasoil premium, mientras que el resto usa Diesel 500.

Emergencia.
Desde el municipio, se informó que, tras la declaración de la emergencia en el transporte de micros urbanos, se solicitaría al gobierno nacional un aporte del Fondo Compensador para amortiguar la quita del subsidio. Ese fondo de 1.500 pesos, destinado a los municipios, y otro de 5.500 pesos, fueron creados en el presupuesto al mismo tiempo que se decidió la quita de las citadas subvenciones.
El director de Control e Inspección de Servicios Públicos, Pablo Pera, informó al inicio de esta semana que en las próximas horas comenzaría a regir el aumento del boleto que se aplica semestralmente y responde a la fórmula polinómica vigente, por lo cual el pasaje subiría de los 15,15 pesos actuales a 19,70. Este aumento, tal como lo expuso ASF en su solicitada, no contempla la inflación del último trimestre del año ni el impacto de la quita del subsidio en el precio del gasoil.

Verna define hoy qué hará La Pampa
El gobernador Carlos Verna se reunirá hoy con el ministro de Obras y Servicios Públicos, Julio Bargero, para tomar una decisión respecto al transporte de pasajeros en La Pampa, afectado por la quita de subsidios nacionales que rige desde el 1 de enero. Así lo informaron ayer fuentes gubernamentales que aseguraron que la situación es «muy difícil» por la magnitud del recorte de fondos aplicado por el gobierno de Cambiemos con la sanción del Presupuesto 2019. Meses atrás, el mandatario provincial ya había advertido que la provincia no se haría cargo del subsidio como pretendía Nación.

«Estamos evaluando»
El secretario de Gobierno, Fernando Pina, aseguró ayer que el presupuesto municipal «es bien austero» y advirtió un 2019 «complicado», destacando que la «prioridad» en la distribución de recursos pasa por las secretarías de Obras Públicas y de Desarrollo Social ante la demanda creciente en los comedores municipales.
«Hay previstas obras, pavimentación, la continuación de obras que se han proyectado el año pasado y la ejecución de algunos ingresos de dineros previstos por Provincia y que no se ejecutaron y ahora están contemplados», manifestó antes de participar del debate en el Concejo Deliberante.
Curiosamente, sobre el aumento de tasas municipales, intentó aclarar que no es una suba «sino un ajuste de costos, que incluye el incremento de costos de sueldos, combustible y mantenimiento y será del 40 por ciento en todo 2019».
Consultado sobre la quita del subsidio nacional al sistema de colectivos urbanos, afirmó que «la solución no es de un solo lado ni una sola medida, puede ser que haya una modificación en los trayectos, sacando los que se denominan trayectos muertos, en horarios donde no hay gente transportando».
«Hay un dato que no es menor y es que con el subsidio que se pagaba hasta el año pasado, se obligaba a las empresas a hacer un kilometraje y ellas se veían obligados a circular con los colectivos. Hoy esa obligación no está y permite hacer alguna modificación para amortiguar un poco el aumento», dijo Pina.
Y siguió: «Tampoco queremos que eso implique una reducción de los empleados que hay en Autobuses y eso lo consultamos con la UTA. Puede haber algún incremento en la tarifa, pero tampoco queremos trasladar todo a la tarifa porque no queremos que el vecino lo pague ni se vea una disminución de la gente que usa el colectivo».
Por otro lado, manifestó que en el pliego licitatorio por el servicio público de transporte urbano de pasajeros de Santa Rosa, la empresa Autobuses Santa Fe «tiene la obligación de renovar una gran cantidad de unidades. Las últimas costaron 3.200.000 pesos y hoy cuestan el doble, estamos evaluando esa situación».

Altolaguirre y la quita de subsidios
El concejal justicialista Araldo Eleno criticó con dureza ayer a la gestión del intendente Leandro Altolaguirre porque «por un lado apoya» las políticas nacionales de Cambiemos pero «no se hace cargo de las consecuencias que esto genera», en referencia a la quita del subisidio que decidió Nación y que encarecerá el boleto del transporte de pasajeros urbanos de Santa Rosa y el resto del país.
En declaraciones a la prensa, el edil opositor afirmó que las autoridades municipales «decidieron siempre ponerse del lado del gobierno nacional y no defender al vecino que va a sufrir el incremento del boleto de colectivo. Vemos esto con mucha preocupación».
Además, consideró que Altolaguirre «defiende a una gestión nacional que nos ha llevado a vivir en este contexto de país donde se hace difícil llegar a fin de mes y no se hace cargo. Por un lado apoya esas políticas nacionales, pero no se hace cargo de las consecuencias que esto genera. El intendente no debería olvidarse que son los santarroseños lo que lo eligieron para que conduzca los destinos de la ciudad y sobre todo que defienda sus intereses».

Más caro.
Nación decidió quitar para 2019 el subsidio que otorgaba al transporte público de pasajeros, por lo que en Santa Rosa el municipio declarará la emergencia del servicio público que presta la empresa Autobuses Santa Fe SRL. A partir de ello, se podrá pedir un aporte del Fondo Compensatorio de 1.500 millones que creó el gobierno de Mauricio Macri.
La Pampa y San Luis votaron en contra de la medida incluida en el Presupuesto 2019 del Congreso. En la capital pampeana, el subsidio que aportaba Nación alcanzaba cifras -a valores actuales- que iban desde 50 a 70 millones de pesos. Según se indicó hace semanas desde Autobuses, el valor del pasaje sin subsidio llegaría a 40 pesos por usuario.

El bolsillo, en baja.
El concejal señaló además que el boleto de colectivos costará un 50 por ciento más sin subsidios y se quejó porque «el que lo va a sufrir es el pasajero en su bolsillo».
Sobre su el gobierno provincial podría hacer un aporte, Eleno dijo que «habría que hablarlo con gente de Transporte de provincia, pero esta cuestión tiene que ver con políticas nacionales, con una situación de crisis que nos afecta a todos y la gestión municipal en lugar de acompañar los intereses de los santarroseños está del lado de Nación y se desentiende totalmente de las consecuencias de esa política nacional que sufrimos todos».
«Queremos conversar con el intendente para que esto no sea un daño más al bolsillo de los usuarios», advirtió el edil, quien se mostró «preocupado» por la situación ya que «un aumento del 50 por ciento en el boleto de colectivo no es algo al pasar».