Inicio La Pampa Santa Rosa se unió al "silbatazo" nacional

Santa Rosa se unió al “silbatazo” nacional

Cerca de un centenar de mujeres se concentraron ayer por la tarde en la Plaza San Martín para sumar a Santa Rosa al “silbatazo” contra el abuso sexual, convocado a nivel nacional tras la denuncia por violación realizada por la actriz Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés.
La denuncia judicial y pública de la joven actriz Thelma Fardín contra el actor Juan Dharhés por abuso sexual, cuando ella era menor de edad, sigue generando fuertes repercusiones. A través de la consigna #MiráComoNosPonemos, el movimiento feminista comenzó a impulsar una serie de acciones que buscan visibilizar la problemática de la violencia de género tanto en el mundo virtual como en las calles de todas las ciudades del país.
Es así que las redes sociales se vieron sacudidas por testimonios de mujeres que relataron haber sido víctimas de abusos y, en este contexto mujeres de todo el país se autoconvocaron a un “silbatazo” nacional, bajo las consignas #Hartas, #NoNosCallamosMás y #MiráComoNosPonemos, para protestar en contra de la “violencia sexual” machista.
En Santa Rosa, la movilización reunió a casi un centenar de mujeres y contó con la presencia de varias colectivas feministas y sociales como las mujeres de la Corriente Clasista Combativa (CCC), el Partido Comunista (PC), y el Movimiento Social de los Trabajadores (MST), entre otras agrupaciones.

Protesta.
Las protestantes recorrieron las principales calles del centro santarroseño para luego congregarse en el epicentro de la Plaza San Martín. Allí, las manifestantes evocaron diferentes cánticos, realizaron una fuerte crítica al Estado -por la falta de políticas públicas para combatir este flagelo social- y a la Justicia, y recordaron los nombres de algunas víctimas de femicidio como Zulema Lieck, que murió en 2014 a manos de su ex pareja, o Lucía Pérez, cuyo caso terminó con un inaceptable fallo donde los jueces decidieron absolver a los principales imputados. Además, solicitaron al Estado que declare “de manera urgente” una “emergencia nacional” para terminar con “la violencia contra las mujeres”.
En el momento culmine del “silbatazo”, las manifestantes utilizaron el silbato y, durante varios segundos, sonó fuerte en el centro capitalino, para luego subir hacia las escalinatas del monumento a San Martín y registrar el momento en una fotografía.

Testimonio.
Motivadas por la lucha de los derechos a las mujeres y en protesta hacia la violencia de género que muchas viven día a día, varias chicas de acercaron a la plaza para participar de la convocatoria. Camila Donatti, de 21 años, fue una de las jóvenes que no dudó en decir presente y contó a este diario su duro testimonio.
Según relató Camina, ella decidió entrar al movimiento feminista, milita activamente en la agrupación Manada, hace dos años a raíz de un femicidio que ocurrió dentro del seno de su familia: el de Sonia Alvarado, de Trenel, el 22 de noviembre del 2016, a manos de su ex pareja Marcelo Pérez.
“Ella fue asesinada por su pareja después de que Sonia presentara varias denuncias y a pesar de las dos perimetrales que dispuso la Justicia, las cuales nunca cumplió y la terminó degollando”, señaló la joven. Y agregó: “Es por eso que estamos todas acá, para decir basta de violencia contra la mujer. Sinceramente estamos hartas, no podemos salir a la calle, no podemos estar tranquilas”.
“La Justicia no hace nada, la Policía se lava las manos, están del lado de los hombres y estamos cansadas. Vas a hacer denuncias, te las toman y las encajonan, encima la persona sabe que vos lo denunciaste y se nos ríen a todas en la cara”, criticó.

“Somos mujeres y te creemos”
A causa del descreimiento por parte de muchas mujeres hacia el accionar de la Policía y la Justicia, las redes sociales se convirtieron en un espacio abierto donde muchas mujeres, en su mayoría jóvenes, se volcaron para hacer públicas sus experiencias -de acoso, abuso y hasta violación- y denunciar así a aquellas personas que, según su relato, fueron los culpables de hacerlas vivir una pesadilla en carne propia.
Una de ellas en Instagram, con tan solo tres días de haber sido creada, alcanzó una notable difusión: este jueves la cuenta ya aglutinaba 27 publicaciones (denuncias) y era seguida por más de 3.900 personas. “Denunciamos violencia machista. Mandanos tu testimonio por mail. Somos mujeres y te creemos hermana”, reza la descripción de este espacio virtual que lleva el nombre de “Machismo Santa Rosa”.
Entre los testimonios, están los que hacen mención al aún prófugo de la justicia Eduardo Cesar “Chino” Ros y al recientemente liberado preceptor del Colegio Secundario Manuel Belgrano, además de otras 25 denuncias más a hombres, en su mayoría de Santa Rosa .