Se atrincheró con su hijo y amenazó con quitarse la vida

EN ESTADO DE SHOCK

Un efectivo de la Policía de La Pampa se “atrincheró” dentro de su auto y amenazó con quitarse la vida. Se trata de un Cabo Primero que, llamativamente, presta servicios en la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia. Al momento de los hechos el hombre estaba con su hijo de 5 años y en aparente estado de shock. Por fortuna la Fuerza se movió con celeridad y montó un amplio despliegue al norte del barrio Villa Tomás Mason de Santa Rosa logrando evitar que el incidente sea una tragedia. En el caso trabajó la Seccional Segunda e intervinieron autoridades de la Unfgna; y el Equipo de Abordaje a Incidentes Críticos (Edaic).

El hecho.
Conforme a los datos a los cuales accedió LA ARENA el incidente se produjo cerca de las 14 horas del jueves en la calle Jujuy y el episodio duró poco más de 20 minutos. La Policía acudió al lugar tras un llamado que anunciaba la presencia de un auto y que en su interior había un hombre junto a un menor. El hombre estaba armado y tenía intenciones de quitarse la vida, según indicó a las autoridades la persona que hizo el llamado.
Frente a esta situación los efectivos iniciaron con rapidez el protocolo de actuación para impedir que la situación sea aún más grave. En principio cerraron todas las vías de acceso a los fines de evitar el ingreso al público o transeúntes, y luego constataron la identidad de las personas que estaban en le vehículo. Para la sorpresa de las autoridades que trabajaron en el lugar, se trataba de un efectivo, un Cabo Primero, que presta servicios en la Unidad Funcional y que estaba con su hijo de cinco años. El uniformado estaba en shock y según pudo constatar la Policía, ciertos inconvenientes con su ex pareja lo motivaron a actuar de esta manera.
Por fortuna un integrante de la fuerza entabló conversaciones con las dos personas, logrando tranquilizar al mayor y al niño; y finalmente personal del Edaic le retiró el arma reglamentaria, con el cargador que contenía once balas.