Se complica el reinicio de clases

CONFEDERACIONES GREMIALES LLAMAN AL PARO DE DOCENTES UNIVERSITARIOS

El reinicio de las clases en la Universidad Nacional de La Pampa tras el receso de invierno se presenta complicado ya que varias Facultades han anticipado su decisión de acatar el llamado de las confederaciones gremiales de hacer un paro de actividades. Durante las dos últimas semanas se realizaron asambleas en varias Facultades de la UNLPam, las que en forma mayoritaria aprobaron la adhesión a la medida convocada desde los sindicatos. El gobierno nacional no solo que no abre la discusión salarial sino que ni siquiera está enviando las partidas del Presupuesto 2018.
Bajo el título “No iniciamos las clases en las Universidades Nacionales”, la Confederación de Trabajadores de la República Argentina (Ctera), las Federaciones de Docentes Universitarios y las dos Conadu, emitieron el jueves una declaración en la que convocaron formalmente a la protesta que habían anticipado antes de las vacaciones invernales.
“Llegamos a esta extrema decisión a partir de la indiferencia del gobierno nacional por cuanto sigue sin dar respuestas a los reclamos salariales de más de 150.000 docentes universitarios y preuniversitarios y a la grave crisis presupuestaria que atraviesan las casas de altos estudios”, afirmaron las organizaciones docentes.
Por un lado denunciaron que el Ministerio de Educación de la Nación no convoca a paritarias desde el 13 de mayo, ocasión en la que ofertó un incremento salarial de un 15 por ciento distribuido en cuatro cuotas, sin cláusula gatillo, que fue unánimemente rechazado. El acuerdo paritario del año pasado venció el 28 de febrero, y a la fecha el sector sigue sin pauta salarial 2018. “Las y los docentes seguimos cobrando el mismo sueldo que en 2017, más un insignificante 5% que el gobierno otorgó de manera unilateral “a cuenta de futuros aumentos” y que no alcanza para cubrir ni siquiera la pérdida del poder adquisitivo provocada por la inflación, los tarifazos, la devaluación y en general el incremento del costo de la canasta familiar”, sostuvieron. “El propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri, acaba de reconocer que la inflación será del 30% este año. Por lo tanto, lo que nos están ofertando es lisa y llanamente una rebaja salarial”.

Faltan partidas.
A ello se suma que el gobierno nacional no está cumpliendo con el envío de las partidas mensuales del Presupuesto Universitario votado por el Congreso para este año 2018, que acumulan unos 103 mil millones de pesos, situación que se agrava con el anuncio de un recorte superior a los 3.000 millones de pesos para el sector. Considerando que casi el 90 por ciento del presupuesto se destina al pago de salarios, la quita supone una afectación de un 23% de los fondos remanentes para funcionamiento del conjunto del sistema.
“Ante esta grave situación, los rectores manifestaron su preocupación y alertaron que no están garantizadas las condiciones para sostener las actividades pilares de la Universidad pública durante el segundo cuatrimestre”.
Por lo expuesto, la Confederación y las federaciones convocaron a la docencia de las Universidades Nacionales “a sumarse activamente a las medidas de lucha planteadas en Defensa de nuestro salario y de la Universidad Pública”.
Finalmente, se solidarizaron con las familias y compañeros de trabajo de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, de la Escuela 49 de Moreno de Provincia de Buenos Aires, que fallecieron el jueves “ante las incruentas condiciones y ambiente de trabajo”. Exigieron la investigación y castigo de los responsables.

Asambleas.
En Santa Rosa y General Pico, las asambleas en las Facultades se desarrollaron en forma continuada en las últimas dos semanas.
El miércoles y jueves de la última semana de julio, las reuniones se concretaron en las Facultades de Agronomía, de Exactas y Naturales y el Colegio de la UNLPam; en la semana que culmina, en la Facultad de Ciencias Humanas, tanto Santa Rosa como General Pico, en las de Ingeniería y Veterinarias, y en la de Ciencias Económicas y Jurídicas.
La posición mayoritaria fue el apoyo a la convocatoria y el no inicio de las clases. La Asociación de Docentes Universitarios (ADU) de la UNLPam se sumó a la protesta y convocó a los docentes pampeanos a no comenzar con el dictado de clases.

Preocupación del Consejo Superior
Mediante la Resolución 246/18 el Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Pampa decidió “manifestar la preocupación y el malestar que origina en la comunidad universitaria, el estancamiento de las negociaciones paritarias de los docentes universitarios y preuniversitarios nacionales”. En el articulado de la resolución encomendó al Rector a manifestar esta preocupación y malestar ante el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).
En los considerandos de la resolución, aprobada en la ultima reunión ordinaria del Consejo Superior, se hizo referencia a la nota de la Asociación de Docentes Universitarios sobre la situación actual de las negociaciones con el gobierno nacional. En esa nota, la ADU informó a los consejeros que el acuerdo paritario venció el 28 de febrero de este año y desde entonces no hubo avances.
Esa preocupación fue referenciada al Rector de la UNLPam, Oscar Alpa, quien impulsó mediante un proyecto de Presidencia, el pronunciamiento del órgano máximo de gobierno universitario.
La resolución destaca el interés de la Universidad Nacional de La Pampa para que esta situación de incertidumbre se subsane lo más pronto posible en las instancias institucionales previstas por la legislación vigente.