Inicio La Pampa Se desprendió carro y casi mata a camionero

Se desprendió carro y casi mata a camionero

OTRO SINIESTRO POR EL MAL ESTADO DE LA RUTA 151

25 DE MAYO – Un camionero de 25 de Mayo salvó la vida de milagro en un insólito accidente ocurrido en la tarde del lunes en la ruta nacional 151 cuando un carro se desprendió de una camioneta y se incrustó en la cabina de un camión que circulaba en sentido contrario. El transportista asegura que “esquivó” la lanza del acoplado que se metió por el parabrisas.
De acuerdo a lo informado por C25N, el incidente vial se produjo a las 17.30 en inmediaciones del kilómetro 139, en un punto equidistante entre 25 de Mayo y Catriel.
Un camión Scania tirando de una acoplado para transporte de combustible, y una camioneta Toyota Hilux que llevaba enganchado un carrito se cruzaron en el paraje conocido como “Bajada Los Palitos”. El punto exacto está a unos 25 kilómetros de Catriel y a unos 10 del puente dique. El rodado mayor viajaba de 25 de Mayo a Plaza Huincul a buscar nafta, mientras que el otro convoy estaba realizando una mudanza desde Colonia Catriel a Rincón de los Sauces.
Los datos recogidos en el lugar del hecho y de las expresiones que el conductor del camión hizo a radio Alas permiten hacer una reconstrucción del hecho. El camión circulaba hacia el sur y la camioneta en sentido contrario. En la bajada, creen que a causa de la ondulación en la ruta, el carro se desprendió y descontrolado, impactó de lleno contra el frente y lateral izquierdo del transporte. La lanza del carrito ingresó a la cabina y estuvo a punto a impactar al chofer, quien logró no solo evitar ser golpeado sino también controlar el vehículo al que pudo frenar unos 100 metros más adelante en un lugar de escasa banquina.
Por su parte, producto del impacto, el carro se desintegró y toda la carga, entre ellos muebles, bicicletas y otros enseres domésticos, quedó diseminada en la ruta. Además, lamentablemente, dos perros que también formaban parte de la carga, murieron.

“Estoy bien”.
Minutos después de la colisión, el chofer le contó a radio Alas la vivencia. “La camioneta venía bajando con el carrito atrás que venía zizagueando. Y le adiviné la jugada, porque el carro se desprendió y se me clavó en el parabrisas, decí que lo alcancé a ver justo y le saqué la cabina. Me salvé de milagro”, relató.
“La ruta acá está muy fea, pero lo que ocurrió no es por eso, es por culpa del dueño de la camioneta que debió venir más despacio por lo que traía enganchado. Por suerte estoy bien, con unos cortes en la cara por los vidrios y un golpe en la pierna, pero podría haber sido peor”, concluyó.