Inicio La Pampa Se endurece el paro salinero

Se endurece el paro salinero

La presencia de dirigentes sindicales del Centro Empleados de Comercio (CEC), la Central de Trabajadores Autónoma (CTA), de la Unión de Trabajadores de la Educación (Utelpa) y del Movimiento 21-F, fue la novedad más importante de la jornada de ayer en el paro que realizan desde el jueves a la noche los salineros de General San Martín por el despido de empleados de la firma Timbó. Reclamaron que la Subsecretaría de Trabajo de La Pampa dicte la conciliación obligatoria.
Los gremialistas estuvieron en la localidad sanmartiniana respaldando a los trabajadores en huelga, que piden por la reincorporación de los cuatro compañeros despedidos porque creen que fue «injustamente, por haber realizado la anterior huelga en reclamo del cumplimiento salarial de 2018».
Los gremialistas visitantes también reclamaron que la Subsecretaría de Trabajo de La Pampa dicte la conciliación obligatoria, pero el organismo por ahora no quiere avanzar porque, al parecer, la empresa ha avisado que no acatará la conciliación. De todas maneras, informó el delegado local Gustavo Müller, que el gremio hizo la presentación oficial informando sobre el conflicto en la secretaría mencionada y espera que se dicte la conciliación obligatoria.
Por otro lado, Müller dijo que hoy (por ayer) se contestaron las cinco intimaciones que recibieron sendos empleados oportunamente y la carta de despido del último trabajador, rechazando los argumentos de la empresa.

Se agrava el conflicto.
El conflicto se inició la semana pasada cuando la empresa Timbó -productora de las sales Celusal y Genser- decidió despedir a cuatro trabajadores e intimar a otros cinco empleados. A partir de allí decidieron realizar un paro y bloquear el ingreso a la fábrica.
En la medida que van transcurriendo las horas, parece que el conflicto tiende a endurecerse, ya que hoy arribarían dos o tres combis con trabajadores de los distintos gremios en apoyo de los huelguistas.
Ayer, en horas de la mañana, el secretario general de la Unión Obrera Salinera Argentina (UOSA), Gastón Orellana, dijo que «no se entiende» porqué Timbó SA despidió a cuatro operarios de la planta elaboradora de sal de General San Martín. «Es doloroso cuando despide personal una empresa tan importante. Todos sabemos que no pasa por una cuestión financiera, porque en 2018 compró la firma Valuvial, de General San Martín», señaló el dirigente.
El gremialista recordó que los cuatro trabajadores pampeanos fueron despedidos en represalia al paro nacional del 23 de abril en el marco del reclamo de actualización salarial de 2018.
La actividad en la planta de Industrias Químicas Timbó es nula. El plantel de la firma se integra por un 90 por ciento de trabajadores de bajo convenio y un 10 por ciento entre personal directivo y contratados.

Apoyo de vecinos.
Los vecinos de General San Martín colaboraron durante el fin de semana con la entrega de alimentos y abrigos a los trabajadores salineros que se encuentran de paro desde el jueves a la noche en reclamo de la reincorporación de cuatro compañeros cesanteados.
El sábado los huelguistas dijeron que continuarían con el reclamo durante el fin de semana y vecinos del pueblo se acercaron al lugar con distintas donaciones, sobre todo comestibles, en un claro apoyo al reclamo que llevan adelante los trabajadores. Los empleados tienen el acompañamiento de la Unión Obrera Salinera Argentina (UOSA), pero más allá de ese respaldo la población sanmartiniana le brinda su ayuda.
Por otro lado, el domingo a la mañana realizaron una panfleteada frente a la planta. Quienes acertaron pasar por el lugar en vehículo, caminando o en bicicleta, recibieron un folleto explicativo sobre la situación reinante. Es que la citada calle, conecta a la localidad con la ruta provincial 1 que hacia el sur lleva a la salina y hacia el norte, a la ruta nacional 35.