Inicio Se inauguró "Retazos visuales para la memoria. Archivo fotográfico del diario La...
Array

Se inauguró «Retazos visuales para la memoria. Archivo fotográfico del diario La Arena».

En una sala repleta de estudiantes, docentes, autoridades universitarias y público en general, la muestra «Retazos visuales para la memoria. Archivo fotográfico del diario LA ARENA: de la dictadura a la transición democrática en La Pampa» fue oficialmente inaugurada ayer por un panel integrado por el doctor en Historia y docente de la UNLPam, Roberto Pittaluga, el docente Elvio Monasterolo y el director del diario LA ARENA, Leonardo Santesteban.
Luego del agradecimiento a la decana de la Facultad de Ciencias Humanas, Beatriz Cossio; a la vicerrectora de la UNLPam; Verónica Moreno; a la Secretaría de Cultura y Extensión, al Instituto de Estudios Socio-históricos y al diario LA ARENA, Pittaluga presentó algunos aspectos relacionados a la muestra y explicó que la dictadura en Argentina tuvo un «carácter paradójico» debido a que para «alcanzar su éxito debía borrar la existencia de su acción, que no quedara registro, que no quedara memoria».
Según el docente, esto se expresa a veces en la lengua común, en expresiones del tipo «aquí no pasó nada» o «a mí no me pasó nada», «cuando en realidad habría que preguntarse acerca de los modos de afectación de esa dictadura en el conjunto social».
A su vez, remarcó también que fue paradójica «porque se trata de un fenómeno de violencia extrema, como muy pocos en la historia argentina, con un procedimiento para aplicar esa violencia totalmente inusitado que va a tener una perduración. En Argentina hay y habrá desaparecidos y eso no podrá ser borrado de la historia».
«Un exterminio, una violencia extrema, una cirugía mayor como gustó decir Massera, que de eso no quede registro era parte del procedimiento de exterminio», agregó.
Sin embargo, continuó Pittaluga, «estamos acá con una muestra en donde hemos rescatado, gracias al diario y al esfuerzo de la Universidad y del proyecto de extensión, algunos retazos, fragmentos, que si los podemos transformar en huellas, a partir de operaciones de memoria e historiográficas, podemos acceder a un desciframiento, a un procedimiento de inteligibilidad» de lo que fue la dictadura.

Archivos.
Por otra parte, el docente destacó la importancia de los archivos para la democracia y remarcó que «todo acceso y toda discusión del archivo es un índice de la democratización de una sociedad. Menos archivo, menos democrática es una sociedad».
En ese sentido, afirmó que nuestro país tiene «un tradición de dejadez y descuido del archivo, con lo cual estas iniciativas de digitalización, preservación y de acceso público cobran mayor relevancia».
Por estos motivos, sostuvo que con la muestra se aporta «un pequeño gesto democrático» y consideró que sería necesario «ampliar la digitalización y el acceso a estos materiales de archivo porque son los únicos que nos permitirán recuperar y acceder a la inteligibilidad y la comprensión de lo que es el pasado reciente de la Argentina».

«Un relato de lucha».
Por su parte, Leonardo Santesteban resaltó que en LA ARENA «somos constructores de archivos, casi depositarios de fotografías y textos, tenemos una cierta conciencia histórica de la importancia del archivo».
A su vez, señaló que en el diario «estamos muy contentos con esto, personalmente he sido siempre defensor de tener archivos» y comentó que la empresa comenzó el archivo digital en 1993.
Para el director de LA ARENA, «el archivo tiene un montón de cosas, pero hay que ir allí y construir un relato. Decirle algo a alguien y sumarle al conocimiento histórico, a través del archivo, una idea».
«La que está acá es muy clara», continuó y expresó que al ver la foto de Albano Harguindeguy recordó una anécdota que contaba su padre. «Cuando vino Harguindeguy y papá le preguntó cuándo iba a estar la salida democrática, la respuesta fue de una violencia, que ningún periodista se animó a preguntar más sobre ese tema», comentó.
Sin embargo, Santesteban señaló que «cuando uno recorre las fotos y luego lo ve a Raúl Ricardo Alfonsín, lo que vemos allí es que hay un relato de una lucha popular y de un movimiento histórico en Argentina, que hubo una respuesta a aquella pregunta a Harguindeguy».
Finalmente, indicó que en la muestra se puede observar «un paneo de una época crucial en la historia argentina, que mirada desde hoy parece increíble que esas cosas hayan sucedido» y advirtió que «las semillas de lo que pasó ahí siguen estando en la sociedad, cuando uno observa cómo fue preso Aníbal Prina por supuestamente arrojar un huevo, de la manera en que fue encarcelado un profesor universitario, lo que tenemos que tener en cuenta es que es una historia que si no estamos preparados, es posible que la repitamos».

La muestra.
La muestra se podrá visitar hasta el 19 de junio, en la pre-sala del Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa. Está organizada en base a tres momentos diferentes: el de la presencia de la dictadura en La Pampa, con la visita de sus principales figuras en distintas partes de la provincia, dejando en claro que La Pampa no fue una isla y que tuvo una importancia estratégica, dejada en evidencia con las presencias de Ramón Camps, Benjamín Menéndez, Antonio Bussi, Jorge Rafael Videla y Leopoldo Fortunato Galtieri, entre otros.
Luego los momentos previos a la salida de la dictadura del poder, en la etapa post-Malvinas, con el resurgimiento de la militancia a favor de los derechos humanos y el reclamo de una transición hacia la democracia. Y por último, con los años post-dictatoriales, con el auge de la participación política y democrática.
La muestra cuenta con el aporte del archivo fotográfico del diario LA ARENA, y se enmarca en el proyecto de extensión universitaria «Imágenes del pasado reciente: la última dictadura militar y el renacer democrático en fotografías. Rescate para la conservación del patrimonio cultural pampeano», que dirigen Roberto Pittaluga y Paula Laguarda.