Se inicia construcción de 10 viviendas

ARATA: MUNICIPIO PRETENDE FINALIZAR LA OBRA EN SEIS MESES

El intendente de Arata, Henso Jorge Sosa, destacó que la construcción de diez casas del programa “Viviendas La Pampa” permitirá “no solamente dar solución a la demanda habitacional, sino también generar mano de obra local”.
“Ya estamos terminando los contratos para firmar con cinco albañiles locales y solicitando presupuestos para comprar los materiales, porque queremos comenzar con la construcción en los primeros días de agosto”, anticipó ayer Sosa a esta corresponsalía.
El jefe comunal norteño relató que actualmente existen 29 familias inscriptas para acceder a viviendas sociales, y la construcción de una decena de casas permitirá disminuir considerablemente la demanda.
“Nosotros en el contrato con los albañiles fijamos un plazo de seis meses para concretar la construcción de las viviendas, más allá que el IPAV nos otorga un plazo de un año para finalizar las obras. Así pretendemos acelerar la construcción para ver si el año próximo podemos construir más casas para dar solución a los vecinos”, explicó Sosa.

Aportes municipales.
El plan “Viviendas La Pampa” fue impulsado por el gobierno provincial después que Nación asignara una partida ínfima para la construcción de casas en La Pampa. El programa establece la construcción de casas en localidades de menos de 10 mil habitantes, de acuerdo al Censo de 2010. Desde la administración vernista proyectan la construcción de 600 unidades habitacionales durante este año.
Sosa detalló que las casas que se construirán cuentan con dos dormitorios, un baño y cocina comedor, totalizando 58 metros cuadrados. El IPAV asigna 400 mil pesos para cada casa construida, mientras que la comuna debe aportar los terrenos, los planos y la mano de obra.
“Nosotros tenemos experiencia porque ya utilizamos este sistema para construir 14 casas del programa Provincia y Municipio y dos casas de servicios para los médicos. Además, tenemos la fábrica de ladrillos huecos y eso nos permite abaratar el costo. Igualmente, estimamos que haciendo números muy ajustados, deberemos aportar más de 600 mil pesos desde la comuna”, estimó Sosa.
Explicó que las diez casas se construirán en tres parcelas, que cuentan con todos los servicios públicos: energía eléctrica, gas natural y pavimento. “Los adjudicatarios deberán restituir al municipio el valor del terreno, la mano de obra, los servicios y el aporte económico que haga la comuna”, detalló.
“El plan habitacional nos permite adjudicar las casas antes del inicio de la construcción, entonces nos permitirá que si el adjudicatario quiere mejorar las aberturas deberá pagar la diferencia; la pintura y el pozo ciego estará a cargo del adjudicatario”, anticipó Sosa.
“Trataremos de entregar las casas con la mayor comodidad sin afectar demasiado las arcas municipales. Y para eso queremos comprar los materiales en los corralones del pueblo para generar movimiento económico en nuestro pueblo. Tenemos números muy ajustados y tenemos que diagramar una ingeniería económica”, cerró Sosa.

Fábrica de chacinados
El jefe comunal aratense manifestó -entusiasmado- que la fábrica de chacinados comenzará a funcionar en agosto o a más tardar en septiembre. “Estimamos que para esa fecha estará inaugurada la planta de chacinados en la localidad de Arata”, resaltó el mandatario. “Estas son noticias muy importantes para nuestra localidad, en un año muy difícil para toda la sociedad argentina”, dijo el entrevistado, quien en contraposición se lamentó porque La Pampa “es una de las provincias más marginadas de país”.