Inicio La Pampa Se le escapó un tiro y mató al amigo

Se le escapó un tiro y mató al amigo

CAZABAN EN UN CAMPO DE BERNASCONI: EL FISCAL FORMALIZO CAUSA POR HOMICIDIO CULPOSO

Un hombre falleció ayer a la mañana en el hospital Lucio Molas, a raíz del balazo que recibió horas antes de parte de un amigo. Se le habría escapado un tiro en un camino vecinal, al sur de Bernasconi. La tragedia ocurrió el martes al mediodía.
Un hombre de 78 años murió luego de haber recibido un balazo de parte de su propio amigo, a quien se le escapó un tiro mientras cazaba en un camino vecinal ubicado a unos 45 kilómetros al sur de la localidad de Bernasconi. El fiscal Juan Ignacio Pellegrino formalizó la causa por supuesto homicidio culposo.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que el imputado fue trasladado ayer hacia la sede judicial de calle Don Bosco 665, oportunidad en la que prestó declaración una vez que recibió el asesoramiento legal de la defensa.
La diligencia se cumplió ante el fiscal Juan Pellegrino, quien interviene en el caso. El implicado, identificado como Fernando Giménez -oriundo de la localidad de Bordenave, provincia de Buenos Aires-, hizo su descargo. Sostuvo que se trató de un accidente, y que de ninguna manera quiso disparar contra su amigo Adolfo Braneske.

Formalización.
Posteriormente, pasadas las 13, se efectuó la audiencia de formalización ante el juez de control Ariel Asin. En la ocasión, el fiscal Pellegrino informó al involucrado el hecho que se le atribuye haber cometido, al igual que su correspondiente calificación legal.
Por su parte el juez Asin dictó la prisión preventiva a Giménez, aunque la sustituyó por una medida menos gravosa. Tendrá que presentarse una vez por semana en la dependencia policial de Bordenave, localidad donde reside, hasta la finalización del proceso.
Durante la audiencia el magistrado hizo lugar a las medidas peticionadas por el fiscal Pellegrino, las cuales no trascendieron a los fines de resguardar la pesquisa.

El hecho.
Adolfo Braneske falleció ayer a la mañana en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa, a raíz del balazo que recibió horas antes de parte de su amigo Fernando Giménez. La tragedia se produjo el martes alrededor de las 12.30, cuando por causas que se investigan en momentos que Braneske intentaba subirse a la camioneta del imputado, éste quiso correr el fusil y se activó el arma de fuego que había quedado sin seguro porque había estado cazando.
Todo ocurrió en un camino vecinal situado a aproximadamente 3 kilómetros de la tranquera del campo propiedad de Braneske, quien también era oriundo de Bordenave. La víctima y el imputado mantenían una relación de amistad de muchos años, y siempre compartían la pasión por la caza.

Desesperación.
Giménez entró en un estado de desesperación cuando vio que había herido de gravedad a su amigo, más precisamente en la zona baja del abdomen, del lado izquierdo. Como pudo lo subió en la camioneta Ford F-100 de su propiedad, y salió a toda velocidad hacia los campos vecinos para pedir ayuda y que dieran aviso a la policía. Así fue que prosiguió su marcha -acompañado por un vecino- hasta el hospital de General San Martín, debido a que era el más cercano.
Como se constató que se trata de una herida grave, Braneske fue trasladado hacia el centro asistencial Padre Buodo, y de allí derivado al Lucio Molas de la capital pampeana, donde finalmente falleció.
El cuerpo de la víctima fue sometido a una autopsia, a los fines de establecer las reales causas del deceso.
Inmediatamente después de haber tomado conocimiento del hecho, personal de la Agencia de Investigación Científica de General Acha se constituyó en el lugar, donde realizaron diferentes pericias. Todo, bajo la supervisión y acompañamiento del fiscal Juan Pellegrino. A su vez, intervinieron uniformados de las localidades de General San Martín y Bernasconi.
Asimismo se produjo el secuestro del arma de fuego, tipo fusil 30-06, al igual que la camioneta Ford F-100 del imputado Giménez, y las prendas de vestir que llevaba puesta la víctima, entre otros elementos.