Inicio La Pampa Se redujo a la mitad la bolsa del PAMI

Se redujo a la mitad la bolsa del PAMI

QUEJA DE CENTRO DE JUBILADOS

La presidenta del Centro de Jubilados del barrio Villa del Busto de Santa Rosa, Esther Helt, denunció que la bolsa de productos comestibles que entrega el PAMI se redujo a la mitad en el lapso de un año.
En tanto, la obra social de los jubilados aumentó un cinco por ciento el monto que envía a la entidad, destinado a la compra de mercaderías. Pasó de 104 mil a 109 mil pesos para distribuir 372 bolsas con entre nueve y doce unidades cada una.
Entre los artículos que reciben los adultos mayores y reparten los centros de jubilados hay aceite, galletitas sin sal, azúcar, puré de tomate, harina, lentejas, arvejas y arroz, entre otros.
«Los últimos jueves del mes se realiza la entrega de los productos. No cambiamos las fechas así sea feriado nacional o provincial, para que no haya confusión», sostuvo Helt en diálogo con Radio Noticias.
En ese contexto, se lamentó porque «no sabe hasta cuándo van a seguir entregando mercadería por cómo van las cosas». «Hasta julio recibíamos 104 mil pesos para los 372 bolsones, ahora nos aumentaron el 5 por ciento para esta partida que vamos a entregar ahora, no es mucho lo que se puede hacer con ese cinco por ciento», resaltó.
«Hasta el año pasado entregábamos el bolsón doble (para matrimonios, los que viven con algún nieto, o alguna persona con discapacidad) con 22 ó 24 artículos y ahora serán 12, la mitad; y el bolsón simple tenía 18 artículos y ahora tendrá 9 artículos», añadió.
«Se lo he repetido mil veces a los de PAMI, los de Villa del Busto somos pocos, la mayoría viene de Zona Oeste Quintas, Villa Germinal o Villa Elisa. Es gente humilde que tiene que pagar un taxi para venir, no creo que le convenga, por eso nos han quedado muchas cajas porque no pueden venir a retirarlas. Esperemos que venga un aumento para los otros meses», continuó.

Sede propia.
Por otro lado, Helt destacó que la entidad se encuentra trabajando para cumplir el sueño de tener su sede propia, ubicada en la calle Río Negro, entre Tomas Mason y Estrada.
«Todos los segundos domingos del mes estamos haciendo un bingo solo para pagar el alquiler, son 11.000 pesos. En estos momentos estamos abocados a poder hacer nuestra sede. Vamos a necesitar ayuda de todos los vecinos que quieran colaborar con nosotros. Hay una cuota de socio que es de 30 pesos por mes. «Algunos diputados, muy pocos, nos han dado subsidios», concluyó.