Se resolvió el conflicto con trabajadores municipales

TOAY: UNA CUARENTENA DE EMPLEADOS MEJORARA SU SITUACION LABORAL

Luego de las tensiones de los primeros días de la semana ante el pedido de pase a planta permanente de un grupo de trabajadores que se desempeña en el corralón municipal, ayer minutos después del mediodía se normalizó la situación en la localidad. Un total de 38 empleados mejorarán su situación laboral a partir del 1 de septiembre.
El avance se logró luego de una reunión celebrada en el salón de acuerdos entre el intendente local, Ariel Rojas, el secretario de Hacienda y Finanzas, José Melchor, y la directora de Asuntos Jurídicos, Soledad Nieves, en representación del municipio; y la secretaria General Adjunta de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Roxana Rechimont, la directora del departamento Cymat, Liliana Rechimont, y el delegado gremial del corralón, Iván Cisneros.
Según se informó desde el municipio, un listado de 22 personas que actualmente se presentan en calidad de jornaleros, serán contratados bajo la modalidad de la resolución 65/2013. Respecto de los agentes contratados bajo esta misma norma, la comuna ofreció el pase de cuatro personas a la contratación programa municipal, y respecto del personal (12) que se encuentra bajo el programa municipal, el pase a Ley Provincial 643. En los 38 casos, todos se harán efectivos a partir del 1 de septiembre.

Entendimiento.
Consultado al respecto, el jefe comunal sostuvo: “Es una propuesta que nos pone contentos porque nos permite generar beneficios para nuestros compañeros de trabajo”.
“Desde la última reunión que veníamos teniendo con los delegados del gremio, nos habíamos comprometido que en este mes se les iba a acercar una propuesta para trabajarla y hacer al igual que en otros momentos mejoras en las contrataciones laborales de los compañeros”, añadió.
Rojas señaló que las reuniones con el gremio se efectuaban siempre y “quizás la ansiedad hizo que comenzaran a movilizarse para tener la propuesta pero era algo que teníamos en carpeta porque veníamos trabajando y está dentro de lo comprometido”.
En este sentido, manifestó que a la hora de pensar en mejoras para el personal “se incluyó a aquellos de las distintas reparticiones que componen el municipio. Tratamos de llegar a todos los sectores y satisfacer todas las necesidades”.
“No compartimos que se piense que es uno u otro sector el perjudicado o el beneficiado, de hecho, si bien ahora el reclamo es de los delegados que representan a un sector, nosotros al elevar la propuesta lo hacemos contemplando al conjunto de los trabajadores, no solamente al sector que ha manifestado su disconformidad”, amplió.

“Estabilidad”.
Por su parte, el delegado Iván Cisneros dijo que estos “beneficios significan estabilidad para el compañero. Se consiguió algo que es muy importante, porque el jornalizado deja de cobrar el día pelado para sumar aportes”.
“Ahora depende de ellos (por los trabajadores) y lo tienen que cuidar”, comentó y rescató dos cosas: “Primero que se pudo dialogar, brindarse a una negociación de parte de las partes y dar una solución; y segundo que los chicos hicieron todo de manera tranquila”.