Se viene juicio contra joven por tentativa de homicidio

GENERAL PICO: ROCIO CON COMBUSTIBLE A SU EX PAREJA EMBARAZADA

Un joven que meses atrás intentó prender fuego a su ex pareja embarazada, tras rociarla con combustible en una vivienda del barrio Carlos Berg de esta ciudad, será juzgado a partir del próximo martes en los tribunales piquenses, a lo largo de las cuatro jornadas por las que se extenderá el debate oral y público que coordinará el tribunal colegiado que integrarán los jueces Heber Pregno, Diego Ambrogetti y Marcelo Pagano.
La investigación del caso la llevó adelante la fiscala Ivana Hernández, de la Fiscalía Temática de Delitos de Género de la Segunda Circunscripción Judicial, planteará la acusación contra el acusado. En tanto, la defensa la ejercerá el abogado local Martín Herrero Galvagno.
El imputado, Jesús Argüello, de 25 años de edad, afronta las imputaciones de Homicidio en grado de tentativa, doblemente agravado por haber sido cometido contra la persona con la que mantuvo una relación de pareja, y por mediar violencia de género. Además se le achaca el delito de Desobediencia judicial, dado que al momento del hecho, el acusado violó una restricción de acercamiento hacia la damnificada que le impusiera el 26 de diciembre pasado, la jueza de Familia de General Pico, Ana Clara Pérez Ballester.
El debate comenzará el martes, con la presentación de la teoría del caso para cada una de las partes, y con la declaración de los primeros testigos. Las ruedas testimoniales continuarán el miércoles, el jueves y el viernes. En esta última jornada las partes presentarán los alegatos de clausura, en los que expondrán sus pretensiones respecto al resultado del proceso.

Ataque femicida.
El gravísimo hecho ocurrió el viernes 23 de marzo poco después del mediodía, en una vivienda ubicada en las calles 13 y 52, del barrio Carlos Berg de esta ciudad. En ese domicilio, Argüello discutió con su ex pareja, de 23 años de edad, luego que la mujer tomara la decisión de irse de la casa. Cuando el imputado advirtió que la joven había sacado los bolsos con ropa para abandonar el lugar, la golpeó y la roció con combustible, con la intención de prenderla fuego. Los vecinos del barrio dieron rápido aviso a la policía, que demoró al agresor y evitó que el episodio tuviera un trágico final. El Servicio de Emergencias Médicas (SEM) trasladó a la víctima de este hecho al Hospital Gobernador Centeno, ante una posible afección de la piel.
Al día siguiente, el acusado fue llevado a los Tribunales locales, donde primero fue indagado en Fiscalía y luego se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria. En el marco de esta audiencia en la que se le inició la causa penal, el juez Alejandro Gilardenghi le impuso la prisión preventiva hasta la finalización del proceso, pese a que el defensor pidiera el arresto domiciliario.
Además el magistrado ordenó la realización de las distintas medidas de prueba, como la realización de una Cámara Gesell, y el secuestro judicial del bidón de combustible y de las ropas que usaba la víctima al momento del hecho.
En los meses siguientes, al imputado se le negó la libertad en las diferentes audiencias de reexamen de la medida de coerción, que fueran pedidas por la defensa.