viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Secuestran otro camión con cereal para Río Negro

Secuestran otro camión con cereal para Río Negro

LA OTRA "BARRERA"

El personal del puesto caminero de Eduardo Castex detuvo ayer a un camionero de Winifreda, después que intentó evadir un control policial en la ruta nacional 35 y amenazó a los policías que los «iba a pasar por arriba» si no lo dejaban continuar circulando con una carga de maíz a granel, pero portaba documentación apócrifa para traslado de maíz molido. Aparentemente llevaba el cereal al sur del país. El transportista quedó detenido durante 12 horas en la comisaría departamental de Eduardo Castex, e imputado en una causa con intervención de la Fiscalía local, a cargo de Sebastián Mendiara.
La policía destacó que el aprehendido tiene «frondosos antecedentes» por el traslado de cereal a provincias patagónicas con documentación apócrifa y también fue detectado en el puesto
Zoofitosanitario de La Adela cuando pretendía ingresar costillares vacunos al sur de la Barrera del río Colorado.
El personal de la caminera castense estaba realizando -durante la madrugada de ayer- un control en la ruta nacional 35, cuando observaron que un camión Scania con batea que frenó sobre la cinta asfáltica, retrocedió y giró hacia la ruta provincial 102. «Efectivos en el móvil fue al encuentro del camión, pero el transportista intenta darse a la fuga por la ruta provincial 6. Cuando observa que había errado de camino intenta girar en U -hacia la 102- y ahí logran interceptar al rodado», relataron voceros uniformados.
El chofer del camión, que sería propietario del transporte, intentó retirarse y habría transmitido al personal policial que si no se corrían «los iba a pasar por arriba». La policía «cruzó el patrullero delante del camión, pero el chofer -en todo momento- se negó a descender del rodado», narraron fuentes vinculadas a la causa judicial.
El transportista exhibió un remito de la carga, y el personal policial rápidamente fotografió la documentación, porque observaron la intención del chofer de ocultar la procedencia de la carga. Seguidamente trasladaron el camión hasta el puesto caminero castense. Y ya en el
edificio policial le solicitaron nuevamente el remito, pero respondió que no tenía la documentación porque «la había roto y la había tirado».

Sin papeles.
Los policías le requirieron la documentación personal y del rodado, y ahí constataron que el winifredense «tenía la licencia de la CNRT vencida y el remito que presentaba tenia datos erróneos y adulterados».
Detallaron que el número de Clave de Autorización de Impresión (CAI) del remito era para trasladar maíz molido y debe ir bajo decreto del Registro Unico de Clave Agroalimentaria (RUCA), pero «no se correspondían los datos y no tenía carta de porte».
La policía castense le labró al camionero de Winifreda una infracción por circular con cereal sin autorización, una infracción por tener la VTV vencida e inició una causa judicial por Resistencia y Atentando a la autoridad. Además, fue trasladado a la comisaría departamental de Eduardo Castex donde permaneció detenido, por el artículo 245, 12 horas a disposición de la Fiscalía local. Mientras que el camión quedó retenido en el puesto caminero.

¿La mafia del cereal?
Voceros oficiales indicaron que el transportista demorado tiene «frondosos antecedentes» por intentar traspasar cereal «sin documentación» hacia las provincias patagónicas e incluso también pretendió evadir los controles de la Barrera del río Colorado e introducir costillares de carne vacuna pampeana hacia el Alto Valle.
El procedimiento tiene muchas similitudes con la denominada «mafia del cereal» que investiga la Justicia pampeana, y reveló LA ARENA en enero de este año. Los transportistas trasladan maíz a granel, pero la documentación apócrifa indica que llevan maíz molido. Los camioneros que traspasan los límites del territorio pampeano venden la carga de cereal a aproximadamente 500 mil pesos, y compran y venden «en negro». Es una millonaria maniobra que evade controles policiales y tributarios.
Tienen maniobras de adulteración de documentación y «tácticas» para sortear los controles carreteros. Llenan las boquillas de cereal molino, y van llenos de maíz en granel. Provocan daño en las rutas, porque generalmente trasladan hasta 45 mil kilos de cereal.
Estas maniobras constituyen delitos, como falsificación de documentos, se generan varios efectos directos y colaterales que producen perjuicios económicos. Como las transacciones no están registradas los entes nacionales, provinciales y municipales no pueden cobrar los tributos
correspondientes lo que deriva en evasión fiscal. También afectan a empresas o particulares que practican el mismo rubro comercial que son víctimas de una competencia desleal.