Inicio La Pampa Secuestraron armas para narcos de Brasil

Secuestraron armas para narcos de Brasil

MULTIPLES ALLANAMIENTOS

Dos ciudades cercanas a La Pampa, Bahía Blanca y General Roca, fueron escenario de algunos de los allanamientos que se realizaron ayer en nuestro país y que permitieron desbaratar una banda que, según el gobierno nacional, traficaba armas de alto poder con destino a los grupos narcos de Brasil.
En total resultaron 18 personas detenidas y se secuestraron casi mil armas, desde cañones antiaéreos hasta minas anti-personales.
La investigación había comenzado en octubre del año pasado. También hubo operativos en Estados Unidos y España. El número y calidad de las armas secuestradas «es algo nunca visto» en nuestro país, según los partes oficiales.
La denominada Operación Palak -nombre del barco que se utilizaba para trasladar las armas- representa «el mayor decomiso de armas de la historia», según afirmó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa que brindó en Córdoba, donde también hubo allanamientos y detenidos.

Cañones antiaéreos.
En total se secuestraron 935 armas, incluyendo cañones antiaéreos y armas de alto poder de fuego. Los allanamientos, más de 50, fueron realizados por Gendarmería Nacional y se concretaron en ciudades de cinco provincias argentinas: Buenos Aires, Río Negro, Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero.
Las armas llegaban en partes a nuestro país y en algunos de los arsenales encontrados ayer se las ensamblaba y ponía en condiciones operativas.
Entre las 935 armas secuestradas había granadas, fusiles FAL, fusiles Colt M4, ametralladoras Browning, más de 30.000 municiones de diferentes calibres, pólvora, granadas, minas anti-tanques, balanzas, visores nocturnos, documentación de empadronamiento de armas, partes de armamento y catanas. En el allanamiento de Córdoba se hallaron cuerpos de bombas para aviones, colas de bombas, minas antipersonales y trotil en escamas, entre otros elementos.
Según informó Bullrich, las armas llegaban a nuestro país desde Estados Unidos y Europa, aquí se ensamblaban y luego se derivaban a Paraguay y de allí a Brasil.
«Es una gran operación», destacó Bullrich, quien felicitó «a la Gendarmería, que llevó adelante a los allanamientos, y a todos los organismos que participaron: la AFI, la AFIP, el Ministerio de Defensa, la Anmac, la Dirección Nacional de Investigaciones de esta cartera y todos los que han trabajado para sacar, por ahora, mil armas del mercado negro».

Detrás de la biblioteca.
Se estima que el cabecilla de la organización es un hombre de 50 años oriundo de la zona de Martínez, en la capital porteña, con antecedentes penales en Estados Unidos, quien también fue allanado ayer por la madrugada. De hecho, al ver a los gendarmes, el acusado se escondió en el bunker de su casa.
Dentro de su vivienda, escondido detrás de una biblioteca, se encontraba un depósito de armas que los investigadores calificaron como «un verdadero arsenal».
Como si fuera una película, para ingresar al lugar había que desplazar el mueble de la biblioteca detrás del cual se encontraba una puerta blindada. El recinto que almacenaba las armas tenía control de humedad y de temperatura.

Roca y Bahía Blanca.
En General Roca hubo un único detenido durante los procedimientos, que se realizaron en dos domicilios: uno en calle Mitre casi Tres de Febrero y el otro en Alem casi Damas Patricias. En tanto se conoció que también se registraron detenciones por esta causa en Tandil, en el conurbano bonaerense y en Rosario.
Finalmente, en Bahía Blanca hubo tres allanamientos, en los que se incautaron entre 40 y 50 armas de grueso calibre.