Inicio La Pampa "Seguimos analizando la situación"

«Seguimos analizando la situación»

GOBIERNO PROVINCIAL NO ESTA EN CONDICIONES DE HACERSE CARGO POR DEROGACION DE TARIFA SOCIAL

El titular de la Administración Provincial de Energía, Gonzalo Marcos, confirmó ayer que el gobierno provincial «no está en condiciones» de hacer cargo del beneficio de la «tarifa social» de energía que Nación derogó a partir del 1 de enero. En la provincia, los beneficiarios sumaban a fines de 2018 más de 33.000 usuarios del servicio y representan un monto de unos 100 millones de pesos al año.
«Hay que decir que el gobierno pampeano sigue analizando la situación de los sectores más vulnerables de la provincia», destacó ayer el administrador de Energía, Gonzalo Marcos, cuando LA ARENA lo consultó por la derogación de la Tarifa Social y el «tarifazo» en la energía eléctrica que aplicó el gobierno de Mauricio Macri. «Si por esta situación (la derogación del beneficio), alguna familia deja de tener la Tarifa Social y se encuadra dentro de los requisitos que especifica el Ministerio de Desarrollo Social para asistirlo, se lo va a asistir, obviamente», destacó el funcionario.
No obstante aclaró que para ello «no se va a replicar» la misma base que utilizaba el gobierno nacional para determinar quién encuadraba en ese beneficio, ya que nuestra provincia «tiene sus propios criterios para definir aquellas personas que están en condición de vulnerabilidad».
En La Pampa, esas 33.000 familias asistidas económicamente para pagar en término su factura de luz, sumaban unos 100 millones de pesos al año. «Esa partida no está incluida en el Presupuesto (provincial), porque no sabíamos si Nación la iba a dejar o no, así que no quedó prevista».

Más pobres.
El costo del ajuste en los servicios que está aplicando el gobierno nacional, repercutirá con más fuerza en los sectores más vulnerables de la población, que serán castigados por partida doble. Por un lado, perderán el beneficio de la Tarifa Social, que representaba un 40 por ciento de su factura, y a renglón seguido, sentirán el impacto del «tarifazo» que el gobierno nacional ya anticipó para todos los consumidores de energía eléctrica y gas natural.
La conclusión es muy simple: para los pobres, el aumento será mayor que para el resto de la sociedad. Ellos pagarán «la fiesta» que otros disfrutan. Aunque no hay números precisos, es fácil anticipar que su próxima boleta será el doble de la actual. Las primeras boletas sin la Tarifa Social llegarán para el mes de febrero.
El impacto completo se sentirá en el mes de marzo.

Santa Rosa.
En el caso de Santa Rosa y sus localidades interconectadas, el número de beneficiarios a la Tarifa Social asciende a unos 12.000 usuarios, según precisó el gerente del Servicio Eléctrico y Alumbrado Público de la Cooperativa Popular de Electricidad, Luis Usero, en declaraciones que realizó a través de Radio Noticias.
En el caso de las cooperativas, la derogación del subsidio no tendrá un impacto económico directo ya que la carga presupuestaria la asumía el gobierno nacional, o en otros casos el gobierno provincial, pero se sentirá en un aumento en la morosidad por parte de esos clientes. Esto ya ha ocurrido en otras épocas de crisis económicas, en las que los usuarios empiezan a pagar las facturas cada vez con más retraso.
En Corpico, la cooperativa eléctrica de General Pico, el número de beneficiarios de Tarifa Social asciende a unos 6.000.