Inicio La Pampa Semana Santa: pescaderías con escasas ventas

Semana Santa: pescaderías con escasas ventas

NI LA CUARESMA SE SALVA DE LA CAIDA DEL CONSUMO EN EL GOBIERNO MACRISTA

La venta de pescados debería estar atravesando su mejor momento, no solo a causa de la Cuaresma y a la proximidad de Semana Santa, sino porque los precios se encuentran, o por debajo o casi iguales, a los cortes de carne vacuna. Sin embargo, los consumidores compran lo justo y necesario y la crisis se hace sentir. «Ningún año fue bueno pero este año está descontrolado al máximo, todo viene muy flojo», alertó un propietario de una pescadería ubicada en el centro santarroseño.
En las vísperas de Semana Santa, tanto en las pescaderías como en los supermercados, la demanda de los denominados «frutos del mar» suele aumentar considerablemente respecto a otras épocas del año. Sin embargo, este 2019 parece ser la excepción. «La venta viene muy floja». Así lo advirtió Fabián, quien tiene su pescadería en la intersección de las calles Juan B. Justo y Pellegrini.
En diálogo con LA ARENA y Radio Noticias, el comerciante aseguró que el sector no vive su mejor momento, a pesar de que los productos más económicos se encuentran en precio más baratos que varios cortes de carne vacuna. «Ningún año fue bueno pero este año está descontrolado al máximo», graficó Fabián y alertó: «Antes, en Semana Santa preguntaban por los precios pero consumían igual, pero hoy (por ayer) estamos a tres días de la fecha clave y vos ves que está todo tranquilo. Ni gente hay en la calle».

«No alcanza».
No hay dudas que el sector comercial es uno de los rubros que más se vieron afectadas por los embates de la crisis económica que vive el país, y las pescaderías no son ajenas a esta delicada situación. Es que los argentinos ven que cada vez sobra más mes en su sueldo y el dinero que tienen no alcanza.
«Este año se nota la falta de dinero, porque la gente no compra y pregunta por lo más barato», explicó el comerciante, quien al ser consultado si los pampeanos habían abandonado el hábito de no comer carnes rojas en conmemoración a las Pascuas contestó: «Cuando no alcanza la plata, no hay religión que valga».
En torno a la suba de los precios, Fabián señaló que «es bastante parecido al aumento que tiene todo» y precisó que, desde la Semana Santa de 2018 a hoy, los valores de los diversos productos se incrementaron promedio en un 55 por ciento. No obstante, aclaró que hay algunos pescados que tienen precios accesibles.

Desabastecimiento.
En este escenario, otra problemática que reveló el comerciante es el «desabastecimiento» de mercadería, no sólo en los pescados sino en otros tipos de productos como gaseosas y cervezas. ¿El motivo? «Por lo que me dicen los pescadores es muy probable que sea el consumo que se va afuera que al mercado interno», contestó.
«Hace un mes que se nota un poco el faltante, pero como acá también vendo otros productos vamos viendo, pescado por ejemplo falta un montón. Todo empezó después de diciembre del año pasado, así que ahora traemos lo que podemos», explicó.

Merluza, la más barata.
Vecinos y vecinas asisten al local diariamente para preguntar cuál es la opción más económica para consumir productos de mar frente a la crisis. En este sentido, Fabián recomendó la clásica merluza que el kilo ronda los 240 pesos, así como también el gatuso y el pollo de mar que valen 260 pesos.
En el otro extremo, entre 450 y 650 pesos cuesta el kilo de mejillones, camarones, langostinos y almejas, que si bien a primer ojo «parece caro», explicó Fabián, «con esta cantidad comen aproximadamente 6 personas, complementando con otras guarniciones».