“Si hay un exceso policial, es por mal desempeño del agente”

DICTAN SEMINARIOS EN DD.HH. A ASPIRANTES A INGRESAR EN LA FUERZA

Hace algunas semanas ocurrieron dos hechos policiales que se mediatizaron: por un lado, la detención de un militante que estaba pintando paredes en el marco de la ley sobre el aborto; y por otro lado -lo más grave-, la demora a menores que, según denuncian, fueron golpeados y desnudados por agentes de la Seccional Séptima, especializados en niños.
En este contexto, la Secretaría de Derechos Humanos comenzó a brindar cursos, de manera obligatoria, sobre DD.HH., a todos aquellos aspirantes a policías. Los seminarios tratan de “actuación policial, seguridad ciudadana y derechos humanos”, y fue una iniciativa en conjunto con el Ministerio de Seguridad, y la Jefatura de la Policía.
Más allá de los dos casos anteriormente nombrados, es de público conocimiento el accionar irregular, en muchas circunstancias, de la policía pampeana. Por ejemplo, el año pasado el diputado Eduardo Tindiglia había alertado que en marzo la Jefatura tenía 800 sumarios en curso, y desde ese mes se habían agregado 205, con lo cual “un policía por cada día hábil es investigado por alguna actuación dentro de su profesión”.
También, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas había manifestado su “preocupación” por los excesos cometidos, y este año Juan Carlos Carola (titular de la FIA) ratificó que los casos de violencia institucional, es decir, hechos de abuso policial, “son los más recurrentes”. Por otro lado, la diputada Patricia Testa, en otro momento, había presentado un proyecto para crear un programa de salud mental para policías, a raíz de la muerte de un cazador a manos de un agente.

“Pleno conocimiento”.
Consultado por este diario sobre los excesos de la policía, y sobre las capacitaciones que se empezaron a dictar sobre Derechos Humanos, Curciarello dijo que “la policía, sobre todo los que tienen mucha experiencia, tienen pleno conocimiento de cuándo pueden y de qué manera tiene que llevar adelante su función. Lo tienen muy claro”.
Asimismo, consideró que “cuando hay un exceso, no es porque el policía no tenga los elementos para saberlo, y además tienen una formación para hacer las cosas como corresponde. Cuando sucede, entonces, es por una mal desempeño del policía y no porque la institución esté explicando o enseñando otra cosa”.

Tercer seminario.
Los seminarios son obligatorios para todos los aspirantes a policías y para aquellos que estén cursando alguna carrera en el Instituto Policial. Hasta el momento hicieron tres jornadas. Las dos primeras fueron para aspirantes. Por este motivo, Curciarello dijo que “el conocimiento en DDHH fue bajo, aunque la recepción buena”.
La tercera jornada se desarrolló con 15 comisarios. “Ellos saben dónde está la vulneración del derecho, porque tienen más experiencia y más conocimiento”, reveló.
Sobre los aspectos en los que pretenden centrarse, dijo que “en el marco de las funciones, se pretende que se atengan siempre a la ley, porque una irregularidad o un abuso es violatorio de los derechos humanos. Hay que hacerles entender cuándo hay riesgo y qué es lo que implica ese riesgo para el Estado y la sociedad”.
Por otro lado, se le consultó si ve factible la posibilidad de que haya un cambio de mentalidad a partir de estos cursos, y opinó que “es a lo que aspiramos, queremos tener una herramienta más. No voy a decir que con un seminario vamos a romper la cultura de una fuerza únicamente represiva que tiene el país y el mundo hace años, pero la idea es aportar y contribuir a un cambio en este sentido”.
El funcionario, además, contó que las denuncias más usuales tienen que ver con el hostigamiento y por casos de abusos sobre detención arbitraria. En este sentido, dijo que “lo que nosotros tratamos siempre de inculcar y explicar es que los particulares cometen delitos y el Estado cuando los comete, viola los derechos humanos, esa es la gran diferencia”.

Cambio de gestión.
El 1 de junio el gobernador Verna solicitó la renuncia del entonces ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, quien se negó a dimitir y finalmente fue echado del cargo. En reemplazo, asumió el ex intendente de Eduardo Castex, Julio González.
“En relación a nosotros, tenemos mejor relación con el Ministerio y mejor manera de resolver las cosas cuando surge una problemática. Este seminario significa, por ejemplo, una apertura que por ahí antes no teníamos la oportunidad”, concluyó Curciarello.