Sigue el misterio por la desaparición de una joven

CASO DESUQUE: NO DESCARTAN NINGUNA HIPOTESIS

La desaparición de Carola Ayelén Desuque (30) es una verdadera incógnita. La joven santarroseña es buscada intensamente desde el miércoles, luego de que su madre acudiera a la Seccional Tercera de esta capital para efectuar la denuncia correspondiente y de esta manera poder dar con el paradero de su hija. Desde ese momento la Policía, a través de esa Comisaría, como de la Brigada de Investigaciones y la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia; y contando con la intervención de las Fiscalías de Delitos Contra las Personas y de Delitos que Impliquen Violencia Familiar y de Género, dio inicio a la investigación que tiene como fin primario hallarla en el tiempo más corto posible. Sin embargo hasta ahora todo es un enigma, ya que las diligencias realizadas en los últimos tres días arrojaron resultados negativos.
Cabe destacar que la exposición formal se hizo 21 días después de que los familiares tuvieran una última relación o contacto con la chica, el mismo tiempo en que ella misma decidió dar de baja el servicio de electricidad del departamento que ocupaba en la calle Mariano Pascual al 751, en el barrio Villa Santillán.

Investigación.
Hasta ayer no había noticias certeras sobre el paradero de Carola. La familia, la red de amigos cercanos y los investigadores navegan en un mar de dudas y lo único cierto que se presenta hasta ahora es que la mujer de 30 años no está en la ciudad. El sábado se cumplieron tres días desde la denuncia formal y en el medio de ello los encargados de la causa efectuaron varias diligencias. Una de ellas fue ir al inmueble donde vive la joven. Allí supieron que Desuque “le dio de baja al medidor de luz el 2 de enero, y ese es un trámite que se hace de manera personal y se corroboró que ella misma fue quien lo dio de baja”, aseguró ayer una fuente ligada al caso consultada por LA ARENA. Para hallarla, los encargados del caso realizaron también algunos allanamientos en la capital, pero “todos dieron resultados negativos”.
Como parte de la investigación se manejaron hipótesis sobre una posible pelea que la mujer haya tenido con algún familiar, amigo, amiga o pareja; pero la misma fuente confió que esas sospechas se fueron desestimando a medida que avanzaron los trabajos: “hasta ahora no hay ningún indicio o nada concreto o fuerte que nos lleve a nosotros o a la familia a pensar que tomó la decisión de irse así, por alguna pelea o discusión; pero sí es cierto que es una chica que vivió en otra provincia (en Buenos Aires) y que además viaja y que ya ha salido en otras oportunidades, pero nunca se fue sin avisar”.
Por otro lado, conforme a los conocimientos de quienes llevan adelante la búsqueda, Desuque “no tenía pareja”, pero sí “se investigó a un ex novio” y “no hay indicios que se relacione con un ilícito de género”, siguió la fuente que además agregó que “hasta ahora simplemente se la está buscando y no hay nada que haga presumir la existencia de un delito”. Si bien ese dato no devuelve a la joven, trae cierta tranquilidad, sobre todo ante los multiplicados hechos de violencia que se registran diariamente contra la integridad física de las mujeres.

Fuerte hipótesis.
Entre las fiscalías y las dependencias policiales actuantes -una vez realizadas la diligencia que establece el protocolo de búsqueda, como informar la desaparición a nivel nacional (a través del Sistema Sifcop), enviando la información a las fronteras y sumado a ello el recorrido prácticamente viral que se hizo sobre su desaparición en las redes sociales- se vuelcan sobre la firme sospecha de que la joven “haya decidido irse de viaje por sus propios medios”. De todas maneras -continuó la fuente- “no se descarta ninguna hipótesis”.
“No se encontraron los documentos de ella en su casa, donde tampoco había signos de pelea, estaba todo acomodado, la heladera estaba vacía, sin alimentos perecederos y abierta, como cuando uno se va de viaje… esto del medidor y dejar la casa en cierta forma acomodada sostiene la hipótesis principal de que haya salido por medios propios”, concluyó la fuente.

Circular.
Junto con una foto, el miércoles la fuerza policial de La Pampa hizo circular el siguiente mensaje para dar con la mujer: “se solicita la colaboración de la población en general, con el fin de dar con el paradero de la ciudadana Carola Ayelén Desuque, de 30 años de edad, contextura media, delgada, 1,60 metros de altura, tez blanca, cabellos largos castaños, piercing en nariz lado izquierdo, sin tatuajes, ojos marrones”, solicitó. La mujer se “habría ausentado de la casa sito en calle Mariano Pascual Nº 751 Departamento 1 primer piso de esta ciudad, con quien se mantuvo contacto el día 2 del corriente mes y año”.