“Siguen sin adecuarse a las normas”

INSPECTORES VISITARON A EMPRESARIOS DE LA COLONIA MENONITA

Una denuncia pública de un empresario de la colonia Menonita repuso ayer el tema de las irregularidades de todo tipo en ese asentamiento de la rama pacifista del movimiento cristiano anabaptista ubicado en las cercanías de la localidad de Guatraché, en el sudeste provincial.
El denunciante, que poco más tarde eliminó de su Facebook su denuncia, había dicho con claridad que habían sido prácticamente invadidos y que sufrieron amenazas, clausuras y hasta un pedido de coima, lo que fue desconocido por el Subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, que en conversación con LA ARENA sostuvo que la Colonia fue visitada, una vez más, por un cuerpo de inspectores que continuaron con el trabajo que vienen desarrollando en el lugar y que busca que en su área se regularicen las grandes y notorias violaciones a las disposiciones vigentes.
En ese contexto, el funcionario indicó que luego de haber constatado la radicación en el lugar (de unos 1.800 habitantes y que lleva por nombre Colonia La Nueva Esperanza), de más de medio centenar de emprendimientos por fuera de las normas, alrededor de treinta de ellos se han ido adecuando y se han puesto en regla, mientras que los restantes, unos veinte, se niegan a cualquier tipo de cambio y resisten bajo el principal argumento de que se trata de un territorio regido por otras reglas y que no le caben las generales de la ley, en este caso bajo las que estamos los argentinos en general y pampeanos en particular.
Conocida es también esta postura en otros aspectos de la vida de la Colonia, como la educación y la salud, donde los líderes se niegan a que los menores respeten las normas y se ha constatado además que los obligan a trabajar.

Desleal.
La competencia desleal que generan estas empresas que no pagan impuestos y tienen a sus trabajadores de manera informal, reduce sus costos de producción y por lo tanto los precios con los que compiten con sus productos son mucho menores a los que deben fijar quienes en el resto de la región y la provincia están trabajando en regla.
Muy conocidos son, luego de tantos años en el mercado, productos alimenticios, muebles y útiles y las metalúrgicas de la Colonia. A todos ellos apunta Trabajo, una tarea que según el subsecretario Pedehontaá resulta ingrata para los inspectores, muchas veces blanco de la ira y de denuncias de quienes se sienten afectados por la tarea de control que realizan.
Anoche, el funcionario dijo desconocer la denuncia que efectuó en anónimo dueño de Estructuras Las Estrellas, según su perfil de Facebook, y sostuvo que “no tenemos problemas en que hagan la denuncia en la Justicia, como corresponde dando nombre y apellido y que el tema se investigue. Después veremos, pero te puedo asegurar que nada de lo que dice pasó aunque él puede probarlo o luego atenerse a las consecuencias”.
Indicó además que “hemos ido y seguiremos yendo aunque no le guste a algunos nuestra presencia. Hay un montón de pequeñas empresas que se han adecuado, se les ha dado plazo y lo han cumplido. Pero un sector se sigue negando y vamos a clausurar las veces que sea necesario”.
Anoche, luego del diálogo con un cronista de LA ARENA, el denunciante eliminó la publicación de su perfil de Facebook. De ella, como del diálogo con esta redacción, quedaron los correspondientes registros.

Las denuncias por Facebook
Desde hace un tiempo, es habitual que las personas realicen sus denuncias, de todo tipo, a través de las redes sociales y no en las sedes policiales, lugar donde deberían realizarse las mismas. Ya sea para llegar a más usuarios y/o advertir a otros ante posibles delitos o engaños; o por falta de credibilidad al sistema judicial, se tomó una costumbre “descargarse” por Facebook. También, es utilizado para efectuar escarches públicos a los vecinos que cometieron algún ilícito menor.

Violencia, insultos y coimas
Una firma metalúrgica de la Colonia Menonita ubicada en cercanías de Guatraché, denunció a través de las redes sociales que personal del Ministerio de Trabajo ingresó a la misma, terminando con violencia, insultos y hasta alguna supuesta “coima”.
En el escrito, la firma “Estructuras Las Estrellas” aduce que ingresaron seis camionetas del Ministerio de Trabajo a inspeccionar a los que tienen metalúrgicas y otros tipos de producciones, terminaron con violencia e insultos”.
Especificó que “empezaron a entrar en predios, viviendas privadas y clausuraron galpones particulares, fuera de los productivos, para divertirse e insultaron ala gente, incluido a una chica joven que les negó la entrada al galpón, ya que sus padres no estaban en casa, la empezaron a insultar y amenazar, como también el galpón clausurado de la foto es un galpón nuevo de un hombre, en un predio particular, privado, para guardar herramientas de mano no más y
también lo clausuraron”.
El propietario de la firma, que fue contactado a través de la red social, se negó a dar su nombre, dijo que no había hecho ninguna denuncia policial, que solo avisaba lo que estaba pasando.

¿Pedían coimas?
Y ante una consulta puntual, ratificó: “A otro colega le clausuraron y le volvieron a abrir en mismo día por una coima de 2000 pesos, aseguró”.
LA ARENA le apuntó que hablaba de un delito de acción pública, que la Policía o un Fiscal podía iniciar una causa penal de oficio, a lo que respondió: “Y puede ser. No lo quisiera
después peor son las cosas. Porque uno lo mando a frente”
Siguiendo con el relato, manifestó: ” A mí predio también entraron hace unos 30 días atrás y me revisaron la fábrica y me dijeron ciertas cosas que tenía que mejor para mayor seguridad, pero ese día llegaron con respeto y yo les atendí bien y me comprometí hacer las mejoras para cumplirle las normas, me hicieron inscribir con un ingeniero y me dieron tiempo hasta diciembre para terminar de acomodar los tantos, y mientras ya estoy con el ingeniero no me cortaron el trabajo, sin embargo ayer cayeron en mi fábrica, cuando la tuve cerrada porque yo estaba de viaje y en mi fabrica no tenía a nadie. Llegaron y me clausuraron el galpón para divertirse.
Finalmente dijo que quería “hacerle saber eso a toda la gente de trabajo que hoy en día cuesta tanto tener un trabajito y uno trabaja para mantener la familia y seguir la Argentina adelante y vienen esos tipos con mal carácter y violencia a romperte lo poco que tenés.
Vienen ellos y lo traban, es todo para sacarte lo poco o mucho te costó tu vida juntarlo. Por eso quiero que compartan eso, que se termine eso y no vuelva a pasar”, cerró.