Solo el 3,3% de los conductores santarroseños dio positivo

CONTROL DE ALCOHOLEMIA

El ministerio de Seguridad desarrolló en la ciudad capital y en distintas localidades de la provincia, durante la noche del sábado y madrugada del domingo, distintos controles. En Santa Rosa se realizaron 6 (seis) operativos de control de tránsito, con alcoholímetro, registrando el paso de 265 vehículos. En dichos procedimientos se labraron 21 actas de infracción, hubo seis retenciones y 9 (nueve) conductores dieron positivo en el alcotest, lo que equivale a que el 3,3 % de los controlados no estaba en condiciones de circular al mando del vehículo.
De acuerdo a la información brindada ayer desde la cartera de Seguridad, a estos controles se les sumaron otros efectuados en dependencias policiales, donde hubo 7 (siete) personas que dieron positivo al soplar el alcoholímetro. En todos los casos se labraron actas contravencionales correspondientes y a medida que iban recuperando su estado, estas personas fueron notificadas en libertad.
Los procedimientos se hicieron sobre individuos que, estando bajo los efectos del alcohol, ocasionaron disturbios en locales nocturnos de Santa Rosa. Entre los casos registrados se indicó que durante la madrugada, personal policial que cumplía servicio en un local bailable observó a tres mayores de edad que a la salida del boliche comenzaron agredirse. Los efectivos intentaron dispersarlos pero como no cesaron en su actitud fueron demorados.

En el interior.
Con respecto a los demás controles de alcoholemia en conductores, se informó que en General Pico, se registraron 38 conductores de los cuales 2 (dos) resultaron positivos (5,8% de los controlados).
A su vez se indicó que en el operativo de prevención realizado en la Fiesta de Parque Luro, en Ataliva Roca, se controlaron 30 conductores y sólo uno de ellos resultó positivo (3,3%). En este sentido sostuvieron que en el kilómetro 309 de la ruta nacional 35, retuvieron a un vehículo que circulaba hacia Santa Rosa realizando maniobras peligrosas. Al ser demorado, el conductor arrojó 1,30 gramos de alcohol en sangre en el test correspondiente.