Inicio La Pampa "Sólo quiere hacer ruido"

«Sólo quiere hacer ruido»

SANTAROSSA CRUZO AL SINDICALISTA JULIO ACOSTA

Carlos Santarossa, presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco), salió a cruzar al sindicalista Julio Acosta, luego de que el gremialista anunciará ayer una medida de fuerza en forma de protesta al «atraso salarial» y al cierre de las paritarias «a la baja». «Lo único que quiere hacer es un poco de ruido, porque tiene que dar un mensaje a sus afiliados», apuntó el dirigente cooperativista.
En la mañana de ayer, el secretario general de Luz y Fuerza-La Pampa anunció un plan de lucha en todas las cooperativas provinciales «a raíz del atraso salarial» que sufre el sector y que llevó al 60 por ciento de los trabajadores a estar debajo de la línea de la pobreza. Según sostuvo Acosta, la medida de fuerza se tomó después de haberse «agotado todos las instancias de diálogo».
Desde la otra vereda, el presidente de la Fepamco, salió a desmentir las acusaciones y acusó al sindicalista «de querer hacer un poco de ruido» para enviar «un mensaje a sus afiliados». En ese sentido, afirmó que las paritarias no se encuentran cerradas y que, en las próximas semanas, se retornarán las negociaciones para pactar los aumentos correspondientes a los meses de enero, febrero y marzo, y que sumarán al 31 por ciento de incremento que se pactaron hasta diciembre de este año.
«Nosotros ahora tenemos que sentarnos a negociar nuevamente los últimos tres meses (enero, febrero y marzo) de las paritarias. Vinimos haciendo las paritarias perfectamente, en niveles similares a los de los estatales, por lo que venimos acompañando a la inflación», explicó Santarossa a este diario.
Y agregó: «Es mentira decir que fuimos la baja porque nuestras negociaciones comienzan en abril y, por lo tanto, no es verdad tampoco afirmar que ya están cerradas».
«Ya está pautada por el acta de acuerdo que en las primeras semanas de enero nos tenemos que sentar a hablar sobre el último tramo», si ahora Acosta viene a decir que ‘las paritarias se abren por lo que el dijo’, no es verdad, todo ya estaba acordado de antemano», remarcó el cooperativista.

Chicanas y mentiras.
Los dichos de Acosta fueron calificados por Santarossa como «puras chicanas» ya que el sindicalista «no tiene ningún tipo de representación» y por lo tanto no tienen potestad para encarar cualquier tipo de medida de fuerza.
«Acosta no tiene ningún tipo de representación, nosotros acordamos de Federación (Fepamco) a Federación (Fatlys), además que el gran número de trabajadores pampeanos pertenecen a Luz y Fuerza-Mercedes. Si dentro de Fatlys dicen que se tiene que sentar a negociar, lo haremos, pero ahora no es así», aclaró el cooperativista.
Por otro lado, Santarossa se encargó de desmentir que haya, dentro del sector, «un 60 por ciento de trabajadores con sueldos por debajo de la línea de pobreza». «El cálculo que realiza no toma en cuenta otros beneficios que disponen los trabajadores como las vacaciones pagas, eficiencia, entre otras, sólo toma el monto del básico», especificó.
Por último, ante las fuertes críticas que el sindicalista dirigió hacia algunas entidades solidarias, cuyo estado financiero delicado se debería por irregularidades y desmanejos por parte de sus dirigentes, Santarossa remarcó que «si sabe que hay corrupción, que la denuncie».

«No son subsidios».
En la mañana, Acosta había expresado que «la opinión pública» había sido «engañada» al decir que «las cooperativas chicas están en dificultades», ya que estas entidades «si bien están ajustadas», «la APE las compensa a través de subsidios».
Ante estas declaraciones, Santarossa negó completamente lo planteado por el gremialista. «Las cooperativas tienen un beneficio en la compra de energía, tenemos un precio diferencial que ayuda como estímulo pero eso no es un subsidio como él argumentó», especificó. Y agregó: «Es más, a futuro estamos planeando crear un fondo compensatorio para disponer de fondos de ayuda hacia las entidades más chicas en época de crisis».

Asambleas.
Ante el crítico panorama que denunció Acosta, los trabajadores que están bajo el sindicato de Luz y Fuerza-La Pampa, iniciaron ayer un plan de lucha en todas las cooperativas provinciales. La medida de fuerza contará con asambleas permanentes y, de no «recibir respuestas», amenazaron con ir al paro. «No quieren discutir con los trabajadores pampeanos», aseguró el gremialista.