Inicio La Pampa Solo tres de cada diez son mujeres

Solo tres de cada diez son mujeres

RELEVAMIENTO SOBRE PARTICIPACIÓN EN LEGISLATURAS PROVINCIALES DE ARGENTINA

La mayoría de las provincias no alcanza el objetivo de cuotas o paridad de género que se propone en las leyes provinciales: de las 32 cámaras legislativas, en 30 son más varones que mujeres y en 12 tienen una presencia femenina por debajo del 30 por ciento.
Los datos fueron publicados en un informe de la Universidad Austral, que revela que en las legislaturas del país solo 10 de los 24 distritos provinciales alcanzan el objetivo de cuotas o paridad de género que se proponen en las leyes provinciales.
En ese marco, La Pampa es una de las mejores ubicadas ya que alcanza el 40 por ciento de paridad femenina, solo por debajo de Santiago del Estero (la única con mitades iguales de hombres y mujeres), Tierra del Fuego, Río Negro, Córdoba y Chaco.
En el estudio «Participación de la mujer en las legislaturas provinciales», que analiza la participación de la mujer en las legislaturas provinciales a través de la observación del cupo femenino en sus diferentes dimensiones de espacio y tiempo, se detallan los resultados por provincias, regiones, tipos de cámara y movimientos políticos.
«La mujer ha adquirido hoy en el mundo una influencia y un peso mayor al de toda otra época, especialmente en la promoción y la defensa de los derechos humanos. La humanidad está en mutación y las mujeres están comprometidas con el cambio. Tienen mucho que hacer y que decir al respecto», afirma la autora del informe Verónica Toller, periodista, miembro de Fopea y profesora de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Austral.
En ese sentido, Toller sostiene que la perspectiva o visión de la mujer en la tarea parlamentaria generó nuevos temas en la agenda pública. «Violencia familiar, violencia contra la mujer, igualdad de género, cambios en las definiciones legales de vejámenes sexuales y de trata de personas, programas de procreación responsable, perspectivas educativas, cambios en los sistemas de adopciones, cuestiones referidas a la cuota alimentaria, al medio ambiente, a la regulación de los agroquímicos, son temas concretos extraídos de proyectos parlamentarios trabajados por mujeres y forman parte de esa nueva mirada sobre la agenda pública que está aportando la mujer en Argentina», detalla.

Porcentajes.
Si se toman los datos por provincia, Santiago del Estero es la única que alcanza la paridad del 50%, mientras que los 23 distritos restantes los varones superan a las mujeres. La Rioja, Salta, San Juan y Entre Ríos tienen una representatividad femenina por debajo del 20%.
Con respecto la presencia femenina por región, la Patagonia es la que más representantes femeninas tiene en el poder legislativo -35,75% de los legisladores son mujeres-, mientras que la única que está por debajo del 30% es la del Noroeste, pese a que algunas de las provincias que componen esta región tienen alta participación de la mujer.
La investigación, publicada por www.parlamentario.com, también aporta datos detallados sobre la presencia femenina dentro de los movimientos políticos más conocidos a nivel nacional. Con un 35,38%, Cambiemos es la fuerza con más legisladoras provinciales, seguida por el Partido Justicialista (PJ) con 32,08%.
Por su parte, el Frente para la Victoria (FpV) tiene 30,92% de representación femenina en las cámaras legislativas provinciales y la Izquierda un 30% -compuesta por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)-. En el último lugar se encuentra el Frente Renovador, que no supera el 22% de legisladoras provinciales.
El mismo informe aclarara que en muchos casos se trata de legisladores que tienen algún tipo de alianza con los movimientos políticos mencionados, es decir, que no pertenecen de manera directa a esos movimientos.

Liderazgo.
«La tarea legislativa constituye una parte importante de ese liderazgo social orientado al servicio a la comunidad. La distribución sanamente equilibrada del poder de decisión así como de la posibilidad de proyectar y de proponer -en este caso, desde las bancas legislativas-, redunda en beneficio de todo el tejido social», manifiesta la profesora de la Universidad Austral.
Finalmente, en el capítulo «Legislación provincial sobre cuotas de género y paridad de género», se aportan detalles sobre el objetivo de cuotas o paridad de genero alcanzados.
De las 7 provincias que se proponen la paridad de género -es decir, paridad del 50%-, sólo Santiago del Estero cumple con esta meta. Con respecto a las 16 provincias que se proponen un cupo femenino del 30%, 10 alcanzan el objetivo.
«Los avances logrados por la legislación nacional respecto de la participación femenina tuvieron de inmediato su correlato en las legislaciones provinciales. Sin embargo, todas estas iniciativas legislativas no son sinónimo de que tales objetivos se cumplan cabalmente», analiza la autora del informe.

«Anacrónico y antihumano».
En su análisis, Toller asegura que «en el ADN humano priman la interrelación y el diálogo en paridad de condiciones y en el goce del respeto a los derechos de cada parte, no la oposición y el conflicto. Una perspectiva antagónica de lucha entre la representatividad masculina y la femenina en el liderazgo social, es anacrónica, poco inteligente y antihumana».
«Nuestro país atraviesa tiempos inusualmente desafiantes, en muchos sentidos. Argentina nos interpela a todos. La promesa de una mayor participación de la mujer en el liderazgo representativo es marca de esperanza. Imaginar la forma en que cada uno podamos vivir en un mundo más justo y repartamos los bienes de modo que alcancen para todos, son ejercicios en los que las mujeres se destacan. Abrir las puertas a la plenitud de este nuevo liderazgo histórico de la mujer es demostrar en qué tipo de sociedad queremos vivir», concluye.