“Son más perjudiciales que el dólar”

TELECOM, CONTRA LOS INTENDENTES Y LAS ORDENANZAS

El hombre que el Grupo Clarín designó para conducir el plan de inversiones de la fusión Telecom-Cablevisión en el país estaba respondiendo a una pregunta respecto al impacto que la devaluación del peso tendría en el plan de expansión de la mega empresa que, a principios de este año, cuando el dólar no había superado los 20 pesos, preveía invertir 5 mil millones de dólares en tres años.
Era lo que faltaba para comprobar que la fallida ordenanza que habilitaba la instalación de antenas en los espacios públicos de Santa Rosa tenía nombre y apellido: Grupo Clarín. Y que la explicación que encontró el expresidente de la CPE, Oscar Nocetti, sobre los motivos que llevaron a la empresa multinacional a presionar sobre los municipios de todo el país estaba más que ajustada a la realidad.
El dirigente cooperativo sostuvo que la crisis cambiaria de este año, que subió el precio del dólar de 20 a 38 pesos, había complicado el plan de inversiones de Telecom, que debe adquirir equipos costosísimos en dólares para expandir su red de telecomunicaciones, ya que a partir de enero próximo estará habilitada para ofrecer cuádruple play en el AMBA, Rosario y Córdoba, y desde julio, en el resto del país.
Según Nocetti, una de las estrategias de la empresa para equiparar los costos extras que le produjo la devaluación fue la de ahorrar en la adquisición de terrenos privados o el alquiler de terrazas para la instalación de sus antenas, logrando que la mayor cantidad de municipios del país los habiliten a instalar las estructuras en espacios públicos.

Fierros con dólar viejo.
“No vamos a cambiar el monto total de la inversión. Pero vamos a tener que estirar los plazos, que ahora será de tres años y un poco más, tal vez cuatro, aunque no creo que llegue a eso. Sabremos bien cuánto tiempo cuando se estabilice un poco más la situación macroeconómica del país”, dijo Moltini, durante un encuentro con periodistas en el Hotel Hilton, de la Capital Federal, entre los que se encontraba el diario El Cronista.
Ese día, según informó el sitio Apertura.com, Moltini destacó que en la primera mitad del presente año, Telecom había comprado “fierros” para no tener que frenar el plan de infraestructura a la espera de materiales. No esperaban la abrupta devaluación que se devoró a dos presidentes del Banco Central, pero en la práctica permitió que la compañía se hiciera de equipos con precio viejo del dólar.
“Por ahora seguimos en el mundo de 20 pesos, pero ya estamos haciendo las órdenes de compra para el primer semestre de 2019. Más allá del valor del peso, no hay un ‘wait and see’, seguimos desplegando infraestructura. Y hoy, creo que para ello son más perjudiciales algunas ordenanzas e intendentes que el precio del dólar”, dijo el CEO.

Posición dominante.
El domingo pasado, el portal Infobae publicó una entrevista con Moltini, esta vez, en el contexto de la cumbre del Business 20, que se desarrolló en el CCK y el predio de la Rural, en la Capital Federal. Allí se consignó que Telecom, luego de su fusión con Cablevisión, tiene un valor de mercado de unos 9.000 millones de dólares y el 56% de las conexiones de banda ancha, 42% del mercado de telefonía fija y alrededor de 34% del de móvil y 40% de la TV por cable.
En la charla con Infobae, Moltini contó que el plan de inversiones de la flamante compañía se terminó de definir en marzo y los accionistas lo aprobaron. Luego realizó una descripción sucinta de uno de los tres pilares del plan: “un despliegue de una infraestructura inédita en la Argentina que le permita a la compañía tener servicios y una red fija y móvil con características diferenciales que nos pone un estándar de servicios como el que tienen grandes compañías de EE.UU.: una red fija como la de Comcast y una móvil como la de AT&T”.

¿Y los otros dos ejes?
“El segundo tiene que ver con una transformación interna muy fuerte para poder soportar esta nueva figura con sus características. No solo sirve tener infraestructura para darle delivery de servicio al cliente, atrás hay que tener sistemas que permitan administrar esos servicios. Empieza a jugar mucho el big data y otros elementos que piden una capa de software muy fuerte para atender ese volumen de clientes. Telecom venía desplegando unos 400 sitios anuales (antenas para darle capacidad de señal y datos a la red) y el nuevo plan es de 1.000 por año. Arrancamos fuerte, pero pasa lo que pasa en la Argentina: en el medio nos agarra esta situación macro. Diseñamos un plan con un dólar a 20 y ahora está a 40”, explicó.
El plan original imponía para 2018 una inversión de 1.500 millones de dólares, pero tras la devaluación se decidió ejecutar “un poco más de US$ 1.300 millones”. ¿Cómo impacta la devaluación? “Levantás el pie del acelerador -dijo Moltini-. Tenías una frazada que te tapaba de pies a cabeza y ahora se quedó corta; o tapa una cosa, o tapa la otra. Hoy, las cosas se resuelven levantando el pie del acelerador: lo que ibas a hacer en tres años se hará en un plazo mucho más largo. Para el año que viene tendremos que tener un poco más de claridad sobre los volúmenes de ingresos y a partir de ahí ver el volumen de inversión”.