viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Suman imputaciones

Suman imputaciones

DEFRAUDACION CON TARJETAS

La Justicia imputó 10 nuevos hechos a Adrián Nino Bonivardo, el ex empleado de una agencia de viajes de General Pico que usaba datos bancarios de antiguos clientes para vender paquetes turísticos. En total, suma 28 imputaciones, todas de similar característica. El imputado continúa detenido con prisión preventiva.
La acusación que recae sobre Bonivardo es estafa y defraudación con el uso de tarjetas de crédito. La investigación está a cargo del fiscal General Máximo Paulucci y la fiscal adjunta Micaela Succurro, que el viernes ampliaron la formalización de la investigación fiscal preparatoria por 10 nuevos casos.
Bonivardo utilizó datos bancarios de personas que eran o habían sido clientes de Password, empresa donde trabajó hasta octubre del 2018. Todos los hechos ocurrieron después que fue desvinculado de la agencia de viajes.
La causa está a cargo del juez de Control Carlos Matías Chapalcaz.

Complejidad.
A mediados del mes de febrero, Bonivardo y otra persona fueron detenidas bajo la acusación de haber realizado estafas con paquetes de viajes, hoteles «all inclusive» en el exterior, y la utilización de cheques e información de tarjetas de crédito y débito de otras personas. En ese momento se estimó que la cifra económica involucrada en la defraudación ascendía a unos 5 millones de pesos. Desde un principio, los investigadores no descartaron que con el correr de los días se conociera un número mayor de damnificados, lo que finalmente sucedió.
Los hechos investigados son muy complejos; y el propio fiscal reconoció que hay damnificados que hasta ayer «ni siquiera conocían que habían sido víctimas de esta estafa». En ese contexto, Paulucci hizo un recuento de los delitos y cómo dio inicio la maniobra.
En principio, la otra persona que fue detenida junto con Bonivardo, Fabricio Weismaister Torres, fue imputada por el delito de «estafa» y por haber realizado una denuncia falsa en la Seccional Tercera por el extravío de 5 cheques del Banco Macro, cuando en realidad esos cheques se los había entregado a Nino Bonivardo. Habían sido confeccionados por el monto de $ 500 mil cada uno ($ 2,5 millones en total) y endosados por Bonivardo, que luego se los entregó al titular de la empresa Password Viajes, dando contraorden de pago para frustrar el cobro de los mismos. El letrado calificó este movimiento como «frustración maliciosa».
Continuando con su exposición, el fiscal dijo que «el pasado 9 de enero, Bonivardo habría transferido de manera ilegítima desde la cuenta de la madre de su ex pareja del Banco Santander Río, hacia la cuenta del Banco Macro a nombre de Fabricio Weismaister Torres, la suma de $ 197 mil mediante el acceso no autorizado de la titular, y cambiando el correo electrónico». También lo acusó de haberse apoderado «de manera ilegítima» de la tarjeta de la damnificada y de haber realizado consumo de dicha tarjeta en compañías aéreas por 3 cuotas de $ 52.803 cada una, más otra operación en una aerolínea de México, en 6 cuotas de poco más de $ 12 mil y consumos por 1.800 y 2.400 dólares en un hotel «all inclusive». Lo mismo hizo con la extensión de su ex pareja entre los días el 3 y 15 de enero.