Inicio La Pampa Teatro: ¿un concurso amañado?

Teatro: ¿un concurso amañado?

SOSPECHAS DE TRABAJADORES DE LA COMUNA LOCAL

Aunque los empleados más cercanos a la gestión del intendente Leandro Altolaguirre -y también al secretario de Cultura Gabriel Gregoire-, nada dicen, hay otro importante grupo que se desempeña en el área que se queja por lo bajo por cuestiones atinentes a lo laboral, pero además por algunos manejos que consideran poco claros. Al menos eso, poco claros.
Este diario se ocupó en su momento de señalar que las condiciones del Teatro Español distaban de ser las mejores, y que la sala no tenía los mejores cuidados a pesar de la buena voluntad que exhiben los trabajadores que allí se desempeñan, algunos de ellos desde hace muchísimos años.
Lo cierto es que trabajadores y trabajadoras del Centro Municipal de Cultura -después de una asamblea- habían denunciado que el secretario municipal del área, Gabriel Gregoire, armó concursos «dirigidos» por lo que se declararon en asamblea permanente.

A espaldas de trabajadores.
Los participantes de la asamblea -acompañados por dirigentes sindicales en una conferencia de prensa- señalaron que el funcionario armó un organigrama a espaldas de los trabajadores, y que los cargos creados fueron ocupados por «obsecuentes» de la actual gestión al frente del municipio. Además reclamaron que se dé marcha atrás con el organigrama y las designaciones; a la vez que indicaron que se está avanzando con un ‘vaciamiento’ del sector advirtiendo sobre las pésimas condiciones en que se realizan las actividades culturales.
Por su parte el secretario de Cultura, Gabriel Gregoire, respondió que «los concursos y el organigrama son dos cosas distintas», porque «el organigrama determina y delimita funciones y responsabilidades de los trabajadores, cosas que hasta el año no existieron en tal ámbito».
Agregó Gregoire hace algunos días que «durante la asamblea nos comprometimos a llevar adelante los concursos destinados a los ámbitos de la Dirección de Turismo y del Teatro Español, y suspender el resto hasta tanto nos alcanzaran las propuestas de cambio que quedarían a consideración, ya que corresponde al Departamento Ejecutivo la determinación de ese organigrama», sostuvo.

¿Ya hay nombre?
Ahora sería otro grupo de empleados que -por lo bajo- deslizan sospechas precisamente en relación con el concurso para la dirección del Teatro Español. Señalan que Gregoire «ya tiene elegido quién va a ser la directora» de la sala, y añaden que la postulante se vendría desempeñando en el área de Hacienda, y hace poco volvió a Cultura -habría revistado allí algún tiempo- para que pueda presentarse al concurso.
«En un papel que pegaron en el Teatro dicen que sólo se pueden presentar los empleados de la Secretaría de Cultura; y que el horario de trabajo sería de 7.30 a 13.30, cuando se sabe que el teatro funciona de tarde y de noche, y los fines de semana», razonaron.

Ni para la limpieza.
Reprocharon también que el funcionario a cargo de Cultura «no manda al Teatro ni las cosas necesarias para limpiar, ni focos, ni pintura, ni lavandina…», completaron.
Después la queja se amplió señalando que a fin de año se le bajó el contrato a Pekas Méndez, «que es un iluminador que trabajó con Soda Stereo, Charly García y Baglietto. En su lugar pusieron una persona acomodada», resaltaron.
Cabe señalar que Gregoire -a quien insistentemente se intentó contactar ayer desde este diario- había señalado que los cargos y el organigrama habían sido aprobados en reuniones paritarias con los gremios, pero luego fue desmentido por los sindicalistas.
Roxana Rechimont (ATE) había señalado en conferencia de prensa que los gremios no están «en contra de que haya concursos. Es más, lo celebramos porque hay que recategorizar a compañeros y compañeras postergados de hace muchísimos años», dijo. No obstante reprochó «las formas, que son violatorias a los derechos que tienen los trabajadores de participar, «y están direccionados esos cargos que se crearon», expuso.

Proyecto del SOEM.
Por su parte el titular del SOEM, Omar Rojas, le dijo a LA ARENA que «nosotros presentamos un proyecto de ordenanza modificando la cuestión de los concursos. Estamos esperando que nos llamen del Concejo Deliberante para defenderlo en la Comisión de Administración», agregó. El dirigente dijo que «debe quedar claro que nosotros queremos que se hagan los concursos, pero de acuerdo a un organigrama que contemple a todos los sectores. Porque hay áreas que deben ser Departamento, y la dejan como Sección, cuando son importantes y allí se desempeñan empleados con años y conocimiento».
Lo cierto es que -completó- «se avanza con dos concursos (para el Teatro y Turismo), que no sabemos para quiénes están pensados. Hay algún capricho para beneficiar a alguien», manifestó Rojas. «Pero vamos a impugnar también esos dos concursos», afirmó en el final.